www.elicebergdemadrid.com
¿Por qué las pequeñas y medianas empresas necesitan el apoyo de asesores?
Ampliar

¿Por qué las pequeñas y medianas empresas necesitan el apoyo de asesores?

El trabajo de las PYMES debería ser la satisfacción del mercado a través de sus productos o servicios. Pero, en la realidad más real, esto no sucede. Más del 54% de la jornada laboral anual de una empresa mediana y pequeña se le va en trámites burocráticos, resolución de problemas de índole legal, laboral, y diversas situaciones ajenas al trabajo y a la productividad. A pesar de ello, la labor del asesor sigue estando menospreciada.
15/3/2017 - En España, la gran mayoría de las empresas están en el renglón de las PYMES. Ocho de cada diez integrarían este apartado. Por tanto, el grueso del desarrollo del potencial económico nacional recae en sus labores. A su vez, 8 de cada 10 pequeñas y medianas empresas son familiares, por lo que su gestión no está exenta de ningún tipo de problemas, discrepancias y malentendidos. Para lidiar con todo esto, los expertos en productividad no dudan ni un momento: es necesaria la presencia de un asesor fiscal, laboral, legal y hasta financiero.

¿Por qué las empresas necesitan asesoría?

Por una cuestión de sentido común resulta muy fácil determinar por qué una PYME necesita de la colaboración y el apoyo de asesoria para empresas.

Se realiza una suposición de tres empresas distintas, una fabricante de ropa low cost, otra de diseñadores de páginas web, y una última de una panadería y pastelería; cada una con 5 trabajadores a tiempo completo. ¿Será posible para estas empresas y sus trabajadores hacerse cargo de todos los deberes legales, laborales, financieros y fiscales que demanda su trabajo?

Desde luego, es inviable y prácticamente imposible asumir tantas responsabilidades. De hecho, la mayoría de las empresas de este tipo lo hacen por cuenta propia, para suprimir gastos, aunque en realidad están incurriendo en pérdidas porque su productividad puede mermar, anualmente, hasta en un 50%. Es decir, se está ahorrando el pago de asesoria autonomos en Madrid, por ejemplo, pero en realidad se está perdiendo 50% de la facturación mes tras mes.

Pero, más allá del aumento de la productividad en una pequeña empresa, son muchos los factores positivos que se derivan de la contratación de estos servicios.

Previsión financiera en el caso de la administración

La legislación española es bastante tajante en el asunto patrimonial. Si de una mala administración se derivan daños al patrimonio e incluso deudas con terceros, los administradores deben saldar tales deudas con parte de su patrimonio personal e incluso se corre el riesgo de inhabilitación de por vida para pertenecer a cargos administrativos. Una penalización bastante dura y a la que muy pocos pueden hacer frente.

No obstante, son pocos los que conocen la ley a fondo como para saber la responsabilidad inherente a la administración de una empresa, sea familiar o entre amigos de toda la vida. Es por eso que una asesoría, o hasta la contratación de un Director financiero en Madrid puede resultar una buena opción para la previsión financiera y para evitar que algo de estas magnitudes pueda ocurrir. Situación lamentable que, a pesar de parecer increíble, sucede más a menudo de lo que se pueda suponer.

Descarga de trabajo y de trámites burocráticos

Un maestro panadero o un diseñador de software bajo demanda no tienen por qué ser especialistas resolviendo trámites burocráticos o legales de su empresa. El desperdicio de tiempo en tales actividades puede resolverse si se deja en manos de especialistas, asesores fiscales, legales y laborales.

Mientras tanto, esta descarga de preocupaciones se traduce en un incremento de la productividad y hasta de la motivación, ya que todos los trabajadores saben que su jornada está explícitamente vinculada a lo que mejor saben hacer, más no a lo que no quisieran hacer pero tienen porque no queda más remedio.

Frena la epidemia de muerte de las PYMES

Todo aquel que haya trabajado en una PYME sabe sin ademanes cuál es la epidemia de muerte de las mismas, al menos en el caso español. Esa epidemia se llama impago o morosidad.

La situación financiera de las pequeñas empresas, por norma general, siempre será ajustada y crítica en ocasiones. Pero, si a esto se le añade el aliciente del impago las finanzas comienzan a deteriorarse rápidamente hasta llegar a niveles de inviabilidad tales que hacen ver como única salida a la quiebra.

Contar con asesoría permite tener un aliado que conoce las legislaciones sobre contratos con proveedores y clientes de forma completa, permitiendo así defender los intereses de sus asociados de la forma más tajante posible. De esta manera, todas las pequeñas y medianas empresas cuentan con el apoyo de profesionales que, en el caso de surgir imprevistos de morosidad, los resolverán de la forma más rápida posible, con los menores gastos asociados a esta resolución.

Cabe destacar que el problema de impagos y las PYMES pasa por el desconocimiento de la ley y los recursos a favor, más que por una incapacidad legal a favor.

Permite romper todas las fronteras geográficas

El desarrollo del fenómeno global de la economía, responsabilizado en gran medida por el internet, ha dado las suficientes herramientas a las pequeñas empresas para mejorar notablemente su cartera de clientes. Hoy en día, es totalmente posible que las PYMES, sin distinción de nichos de mercado, puedan tener clientes en los cinco continentes.

Pero, no es oro todo lo que reluce y en internet no todo es válido y legal. En España existen leyes bastante específicas para el comercio electrónico y el desarrollo de negocios online, por lo que antes de dar cualquier paso hacia la eliminación de las barreras geográficas se hace necesaria la contratación de especialistas legales.

De nuevo, la razón fundamental está asociada al desconocimiento. Y es que, por sentido común, no hay razón por la que un panadero o un confeccionador de vestidos sea especialista en legalidad online, a menos que dedique gran parte de su jornada a ello. Por otro lado, la ley española sobre el tema es explícita en castigar los errores, sean por omisión o por actos deliberados.

Por tanto, enviar correos promocionales a personas que no hayan dado un consentimiento previo tiene una multa de entre 900 y 500 mil euros. Utilizar imágenes que tienen derechos de autor o no avisar a los usuarios que se usan cookies de navegación en la web corporativa tienen multas por montos equivalentes al anterior.

Todas estas cuestiones hacen vital el apoyo de asesores especializados. De este modo, la empresa se dedica a lo único que tiene que hacer: mejorar su productividad y sus servicios día tras día. De los trámites, se encargan los expertos del ramo.

Aplicable a profesionales autónomos

El registro de autónomos o de empresas de una sola persona seguirá en aumento en España. En este caso, la representación por parte de asesores se hace mucho más importante, ya que la productividad de un profesional autónomo depende exclusivamente del trabajo que este haga, a menos que incurra en gastos mensuales por subcontratación de otros autónomos.

Por eso, un autónomo no puede permitirse pasar medio día esperando ser atendido en una oficina fiscal, o reescribiendo un contrato para un cliente. Su trabajo debe ser generar la mayor cantidad de ganancias en su tiempo de labor. Algunos asesores ofrecen planes para autónomos que varían dependiendo su facturación mensual. Dicho de otro modo, es un doble beneficio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Iceberg
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.