Compartir

El alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha presidido hoy el acto con el que la ciudad ha rendido homenaje, por séptimo año consecutivo, a las víctimas del genocidio nazi, con motivo de la celebración del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad”, fijado por Naciones Unidas el día 27 de enero, ya que ese día se conmemoró la liberación del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau por parte de las tropas soviéticas. Este año se cumple el 73 aniversario de esta liberación.

El alcalde, David Pérez, ha afirmado que “nosotros seguiremos manteniendo viva la llama de la memoria de las víctimas del Holocausto”. El regidor explicó que “tenemos decidido dedicar una calle a los Héroes entre las Naciones, personas valientes, y cuyo ejemplo de vida es verdaderamente una inspiración para todos nosotros. Ojalá todas las instituciones, unidas cada vez más, cada vez con más fuerza, combatamos y sigamos trabajando contra quienes atacan al ser humano o contra los que, de una forma u otra, atacan o niegan esas agresiones contra los derechos humanos. Aquí seguiremos año tras año al lado de las víctimas del Holocausto”.

 

Indiferencia, Olvido y Negacionismo

El alcalde de Alcorcón ha hecho durante el acto un llamamiento contra la indiferencia, el olvido y el negacionismo de la Shoá. “Estos actos contribuyen a conjurar y a combatir la amenaza que hay contra esa memoria y contra el olvido, que requiere, aunque sea doloroso, recordar y explicar lo que ocurrió en el Holocausto. Creo que sería también muy bueno que lo que allí ocurrió formara parte de los currículums escolares y que, en los libros de texto, de toda España y de todo el mundo, se pudiera estudiar y conocer lo que fue el Holocausto, lo que condujo a ese Holocausto y conocer el ejemplo y la vida de los Héroes entre las Naciones como Sanz Briz, que arriesgaron su vida para salvar a tantas personas y que a través de la educación nunca se olvide”.

“Otra amenaza es la indiferencia; puede que, aun conociéndose, se banalice, no se le dé el valor y la importancia al sufrimiento de lo que allí ocurrió y ese sufrimiento no valdría para nada si no lo reconociéramos y lo utilizáramos como vacuna para futuras atrocidades como la que esta representó. Y esta conduce a la última de las amenazas contra la que tenemos que luchar desde las instituciones y qué es el negacionismo. Aún hay personas, regímenes e ideologías que niegan hasta que ocurrió el Holocausto; la mayor humillación y agresión que puede hacerse, no solo contra los pueblos y los colectivos que lo sufrieron sino contra las propias víctimas. Hoy sigue ocurriendo”, concluyó el alcalde.

“Es muy importante resaltar el esfuerzo que están realizando las instituciones para que estos testimonios puedan ser conocidos y escuchados como hoy ha ocurrido aquí”, ha señalado el regidor.

En el evento, que se ha celebrado en el centro cultural Los Pinos y que ha contado con la asistencia de 150 alumnos del Instituto La Arboleda y del IES Jorge Guillén de la ciudad, han estado presentes personalidades como el presidente de la Comunidad Judía de Madrid, León Benelbas; el director del centro Sefarad-Israel, Miguel de Lucas; el jefe de prensa de la Embajada de Israel en España, Uriel Macías, o un representante de la familia Sanz Briz, Felipe García Bañón, el presidente de la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (FAMMA-Cocemfe Madrid), Javier Font, además de representantes de algunos partidos de la Corporación, entre otros.

Los participantes en el homenaje han agradecido al regidor su compromiso con las víctimas del Holocausto y han destacado su papel como principal impulsor de la Red de Ciudades por la Memoria del Holocausto desde la FMM.

El homenaje ha contado con el desgarrador relato de Noah Klieger, superviviente del exterminio nazi, que contó las penalidades que sufrió y los milagros que se sucedieron para poder ser hoy un superviviente. Klieger ha relatado como consiguió llamar la atención del médico Menguele, para evitar ser conducido a la cámara de gas.

Deja un comentario