Compartir

Ante un lienzo en blanco como la pared propuesta por Ceart , la artista Nuria Mora pretende, con pintura plástica y fibra de vidrio (veloglass), crear un muro orgánico de trazos coloristas donde florezcan sus flores de alambre y porcelana en una obra viva que rompa la bimensionalidad y las costuras del muro entretejiendo una nueva belleza. Los paños de colores ácidos, superpuestos, crean con las flores caprichosos juegos de luces y sombras y un interesante dialogo de perspectivas.

Es un guiño al “wild style” o estilo salvaje, término utilizado en el graffiti clásico con el que su obra ha coexistido desde sus inicios como pintora de calle. Un jardín colorista en el que se quiebra así la angulosidad del muro liso y crea una naturaleza nueva de colores y texturas, de luces y perspectivas que explotan en la pared-lienzo y salen hacia fuera para envolver al espectador, presente en la obra desde el primer contacto con ella.

Nuria Mora es una artista contemporánea perteneciente a la corriente del PostGraffiti y Street Art, siendo una de las precursoras de este último, aunque su obra sea difícil de encasillar bajo estos términos.

Trabaja con la geometría y formas y elementos orgánicos en el espacio público y su mobiliario de un modo constructivo y no invasivo.

Su obra ha sido expuesta en galerías y museos internacionales, entre los que destacan Tate Modern de Londres, la Fundación Joan Miró en Barcelona, Le Pilori en Niort, Francia, ó la Fundación Pilar y Joan Miró en Mallorca, y el Museo de Arte Contemporáneo de Johannesburgo.

DEL 15 DE MARZO DE 2018 AL 22 DE ABRIL DE 2018. SALA B

Inauguración: 15 de marzo de 2018 a las 20:00 horas

Horario: Lunes a domingo de 17 a 21 horas

Deja un comentario