Inicio Deportes 50 años del CD Griñón

50 años del CD Griñón

Compartir

En 1970, un pueblo de la comarca sur de Madrid, Griñón, tomó la decisión de poner a rodar el balón y fundar un equipo de fútbol. Por aquellos lares, el municipio contaba con un total de 1.042 habitantes. 50 años después, 10.435 habitantes siguen defendiendo al CD Griñón. 50 años de humildad, trabajo, ascensos, descensos y el hito de alcanzar la Tercera División Nacional, que situó a Griñón en la agenda de los grandes del sur. Hoy, Manuel Ávila Rodríguez, miembro del club durante 20 años y actual presidente de la entidad griñonense durante 4 de ellos, mira al pasado y al futuro con orgullo.

El crecimiento del club

El CD Griñón se fundó con gente del pueblo, de toda la vida. Manuel Ávila accedió a la presidencia del club hace 20 años y resalta el crecimiento de la entidad en estas dos décadas. “Yo llevo 20 años y cuando empezamos había siete equipos, ahora en la actualidad somos 17”. Incluso, al conjunto griñonense se le han presentado varias oportunidades para colaborar con grandes equipos de Madrid: “Han surgido varias posibilidades de proyecto con varios equipos grandes de la ciudad, pero de momento no. Vamos a tener una reunión con el Fuenlabrada, pero es algo que no hemos valorado de momento.

Aunque, como bien menciona el Presidente, todo el trabajo de la escuela se reflecta en el primer equipo. Actualmente, el CD Griñón milita en Primera de Aficionados, es decir, a dos categorías de 3º RFEF. “Todo se refleja un poco en el primer equipo y tuvimos la satisfacción de estar un año en Tercera División”.

Ascenso a tercera

2012 fue el año de la mayor gesta del CD Griñón. Un pueblo de 9.752 habitantes se codeó con los grandes municipios de la Comunidad de Madrid en Tercera División. Era la primera vez en la historia del club que disputaba una competición profesional. Sin embargo, el sueño se esfumó en dos temporadas que significaron dos descensos consecutivos. Manuel Ávila reconoce que el tema financiero fue una de las claves y lo sigue siendo para pelear por ese regreso a 3º RFEF: “Es complicado, no deja de ser un pueblo pequeño. Tema de primer equipo se manejan presupuestos que a nosotros se nos escapan. Quizá el nivel de jugadores tendría que ser otro, pero sobre todo en tema presupuesto tendrían que entrar más cosas”.

Cerca de cumplir 10 años de aquel hito, de aquella plantilla no hay más allá del orgullo de haber laureado el nombre de Griñón por el fútbol profesional: “En cuanto a jugadores no queda ninguno. Tenemos la satisfacción de haber disfrutado este año”. Después de tocar la gloria, el cuadro griñonense encajó dos descensos seguidos, hasta desembocar en esa Primera de Aficionados.

Actual temporada

Desde que Manuel Ávila accedió a la presidencia, el CD Griñón siempre se ha mantenido en la categoría Preferente, exceptuando la temporada que ascendieron a Nacional. “Ojalá se pueda cumplir ese objetivo de volver a la categoría preferente, que es en la que ha estado el club siempre desde que llegué yo aquí. Excepto el año en tercera división, fueron dos descensos seguidos. Nos está costando volver, pero acaba de empezar.

Aun así, el Presidente se muestra optimista con sus jugadores y confía en un posible ascenso: “Ahora mismo estamos ahí. A dos, tres puntos del ascenso, pero acaba de empezar. Esto es muy largo”. Además, Manuel Ávila quiso dedicar unos minutos a agradecer la labor del Ayuntamiento de Griñón por la cercanía con el club: “Nosotros estamos muy agradecidos al Ayuntamiento de Griñón y, en especial, a la concejala de Deportes, Vanessa Sánchez. Están siempre a disposición del club para poder ayudarnos en la medida de lo posible. Hay que tener en cuenta que todas las mejoras van a ir para los chicos del pueblo”.

Manuel Ávila y Vanessa Sánchez sujetando la bufanda del CD Griñón

Equipos femeninos

El fútbol femenino está cogiendo protagonismo año tras año en la élite. Ese crecimiento también se viene reflejando en las niñas que sueñan con ser como Alexia Putellas, Jenni Hermoso o cualquiera de las grandes futbolistas que juegan en este país. Aun así, Ávila reconoce la complejidad de formar una cantera femenina fuerte en un pueblo como Griñón: “Es una lucha de todas las temporadas, hacemos el intento de empezar por la base en el fútbol femenino. Lo que pasa que al final es un pueblo pequeño para juntar niñas para una misma categoría. Hasta la categoría infantil es mixto y las jugadoras que pasan por el club se nos está dando bien”.

Incluso, el Presidente de la entidad se mostró orgulloso con las jóvenes jugadoras que han pasado por las filas del Griñón. Ávila compartió que el destino de varias futbolistas de su cantera ahora mismo reside en equipos de talla mundial, como el Atlético de Madrid. Aunque el CD Griñón cuenta con un equipo de veteranas, Manuel Ávila confesó que “lo que quiere el club es empezar desde abajo”.

El equipo de veteranas acoge jugadoras desde los 18 años, que es la más joven, hasta los 51 años de la integrante más longeva de la plantilla. El Presidente reconoció que hubo intención de inscribir al equipo en una liga privada de la Sagra, pero la situación personal de varias jugadoras frenó la idea”, declaró Manuel Ávila.

Cantera

Esa idea de empezar desde abajo es la base de todo club. Uno de los motivos por los que este club puede disfrutar de 50 años de historia. Y es que ningún equipo es importante si no cuidas la cantera y sus valores. Manuel Ávila tiene claro las directrices a seguir en este ámbito: “La idea de siempre es un aprendizaje. Al final se compite, tienes que inculcarle ese tema, pero sobre todo que aprendan y disfruten de este deporte”.

Entrada del Campo Municipal del CD Griñón

“Orgullo”, es la palabra que entonó en varias ocasiones el Presidente de la entidad griñonense, quien ha visto crecer a jugadores y jugadoras que están cumpliendo su sueño en otro club. Para nosotros es un orgullo. Hemos hablado del femenino, pero también se da en el masculino. Un chico que estuvo en nuestras filas ahora mismo es portero del filial del Rayo Vallecano, y como él más ejemplos. Ahí se supone que algo bueno habremos hecho en el trabajo con la cantera”.

La satisfacción de ver ese salto de los niños y niñas que un día crecieron en el CD Griñón motiva a Manuel Ávila a seguir trabajando día a día: “Para un club modesto como el nuestro no hay más orgullo que el ver que jugadores que hemos tenido aquí estén llegando a esas cotas. Tenemos que disfrutar de ello y seguir trabajando para los que siguen con nosotros”.

50 años

No todos los días un club humilde cumple cincuenta años y la Federación Madrileña de Fútbol ya se ha puesto en contacto con la entidad para conmemorar al CD Griñón. “Creo que cumplir esos años y en un pueblo como Griñón, creo que se tendría que conmemorar de alguna manera. La Federación ya nos comentó que había que hacer algo especial”, comentó Ávila.

50 años, un ascenso a Tercera División Nacional, ascensos, descensos, pero lo más importante para el Presidente del CD Griñón es el crecimiento y que esos niños y niñas que crecen en el club acaben dando el salto y cumpliendo su sueño. ¿Cómo ve el futuro del CD Griñón Manuel Ávila? Creciendo y contribuyendo: “Que el club pueda crecer dentro de sus posibilidades e intentar que en todas las categorías los chavales disfruten de este deporte”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here