Compartir

El base esloveno del Montakit Fuenlabrada se sienta a analizar esta “semana loca” repleta de baloncesto, y en especial el segundo partido, en cuatro días, que les enfrentará como visitantes al Morabanc Andorra (miércoles a las 21 horas). Confianza plena en el cuerpo técnico y buenas sensaciones son las principales ideas que transmite Luka Rupnik.

Ubicado virtual y cómodamente en el segundo puesto de la tabla el Montakit Fuenlabrada encara el segundo partido de la temporada, y el segundo en poco más de cuatro días. Viaje y rival ásperos, el Morabanc Andorra espera atrincherado en su cancha para sumar la primera victoria ante su gente.

Tras el esperado y celebrado estreno, Luka Rupnik evalúa: “Estamos muy bien preparados, el partido contra Bilbao fue buena muestra de ello y un gran estreno de temporada. Luchamos todo el partido y vino mucha gente a apoyarnos, me encanta que hayamos empezado así“.

Y con ese poso que aún le queda del festín de la primera jornada advierte: “Mañana es otro día, otro partido. Andorra tiene un equipo de mucha calidad, pero aún sabiendo esto nosotros no vamos a ir jugar y ya, ¡vamos a dar la sorpresa!”.

El esloveno no ve útil hacer comparaciones respecto a la pasada campaña del conjunto de Peñarroya, en la que tan sólo perdieron en casa dos partidos: “Nosotros no nos fijamos en lo que hizo Andorra. Nosotros ahora somos un buen equipo, somos amigos, el entrenador tiene muy claro lo que tenemos que hacer para ganar y todo el cuerpo técnico nos ha preparado para saber lo que hay que hacer si queremos llevarnos la victoria”.

Bueno Luka ¿y qué tiene que hacer el Montakit Fuenlabrada para sacar la segunda? “Escuchar a Néstor” -una clave interesante la que propone el base del Montakit Fuenlabrada- “Seguir sus instrucciones, correr, luchar en defensa y sobre todo parar a sus tiradores”. No es de extrañar la primera apreciación de Rupnik ante esta pregunta ya que el base asegura que el “Che” García “es un entrenador que me ayuda cada día, hablamos mucho y me da mucha confianza porque si cometo errores él me deja seguir, desde el primer día me dijo que no me va a parar si continúo luchando en defensa. Me sorprende la relación que tiene con cada jugador. Acabamos de empezar pero creo que es uno de los mejores entrenadores que he tenido”.

Otra de las nuevas caras e influencias que han entrado en el conjunto fuenlabreño es el colega de posición de Luka, Gregory Vargas: “Gregory es un buen tío, fuera de la cancha es un chico muy familiar, y sobre el parqué nos ayuda mucho desde su mayor experiencia. Es muy buen defensor y también en ataque pasa el balón muy bien por eso creo que nos complementamos tan bien”.

A pesar de lo que pueda parecer en un principio, esta semana baloncestística al 300%, con tres jornadas en ochos días, Luka Rupnik nos hace ver que en realidad ha  venido como agua de mayo a los jugadores: “Ha sido una pretemporada muy larga y por eso queremos jugar por fin partidos y disfrutarlos. Aunque es difícil porque el calendario nos ha colocado rivales duros como ahora Andorra fuera, y después Unicaja y Baskonia en casa, pero cada temporada tiene treinta y cuatro partidos, así que vamos a ir viendo. Tengo muy buenas sensaciones con este equipo”.

Deja un comentario