Compartir

Las mejores casas de apuestas lo tienen claro: es la hora de las apuestas totales. Esta posibilidad que implica el poder hacer predicciones en el largo plazo basado en un torneo o competición es cada vez más provechosa.

Como es lógico, la mayor parte de estas apuestas totales se han de realizar al comienzo de la temporada, y luego cubrirán todo el evento a lo largo del año. No obstante, y dado que las casas refuerzan esta opción, también existen posibilidades para llevarlas a cabo a medida que avanza la competición.

Cómo funcionan las apuestas totales

En las apuestas deportivas cada competición tiene un comienzo claro de temporada, unas fechas de desarrollo y un momento de cierre. Desde que se hacen públicos estos datos, los apostantes pueden estimar las posibilidades de cada equipo o deportista para quedar más o menos arriba en las tablas clasificatorias.

Así pues, una apuesta total es una apuesta que se realiza al comenzar la temporada y que la incluye al completo. Al contrario que una apuesta simple o directa, en la que se apuesta a un evento concreto o a un partido, aquí se hace con base a todo el desarrollo de la temporada.

De hecho, actualmente disponemos de numerosos mercados diversos para apostar a largo plazo, y no solo en el evento puntual. Eso sí, es habitual que dichas apuestas vayan hacia el vencedor de la competición siempre que la liga o torneo tenga diversidad de equipos o participantes. No obstante, podrían darse opciones para acertar quiénes serán los finalistas, por ejemplo.

De la misma forma, a veces estas apuestas totales implican que puedes apostar a que un equipo va a quedar entre los tres primeros, por ejemplo, o dentro de lo que sería el cuadro de honor.

Tipos de apuestas totales a largo plazo

Para comprenderlo mejor, vamos a conocer cuáles son las apuestas totales a largo plazo que las casas suelen facilitar a sus clientes. Serían las siguientes:

· Ganador absoluto: como su propio nombre indica, el juego está en acertar quién será el ganador final. Es la más común de las apuestas directas, y también suele ser la más lucrativa y la que más beneficios deja.

· Descenso: curiosamente, también se puede apostar a favor de aquellos equipos que descenderán y que perderán la categoría. Es decir, los contendientes de menos nivel, que obtendrán menos puntos, y que por tanto bajarán a un nivel inferior.

· Clasificación: este tipo de apuesta total suele ser más común en campeonatos que incluyen play-offs, fases de clasificación, fases finales, etc. Dicho esto, debes saber que implica, por ejemplo, la predicción de qué equipos pasarán a la siguiente ronda tras la clasificatoria, tras las siguientes fases, etc.

· Apuestas TOP: estamos ante un tipo de apuesta total en la que hay que acertar qué equipos alcanzarán las finales. Por ejemplo, quiénes llegarán a una Final Four, o quiénes ocuparán el podio final de los tres medallistas una vez termine el torneo. Se suele trabajar con múltiplos, por lo que, en una liga de 20 equipos, lo habitual es tener que acertar qué cuatro equipos o deportistas serán los primeros cuatro clasificados, y en qué orden lo harán, si se quiere ir a mayor dificultad.

· Apuestas a últimos: este es el caso de apuestas en las que hay que acertar qué equipos descenderán. Por ejemplo, en una liga de Primera División como la española, en la que son tres quienes bajan cada temporada, toca saber cuáles serán los que pierdan la categoría cuando termine el último partido.

Otros tipos de apuesta total interesante

¿En qué más puedes hacer apuestas totales? Hoy en día las casas tienen múltiples opciones que podrás aprovechar. Veamos algunas más que resultan interesantes:

1. Máximo Goleador o Bota de Oro: puedes apostar a qué jugador será el máximo goleador del campeonato, por ejemplo, en Primera División en España, en la Premier League en Inglaterra, etc. De la misma forma, se puede intentar acertar con el Bota de Oro, es decir, el jugador que más goles ha marcado en Europa. Y eso en fútbol, donde también se pueden incluir otros criterios, como asistencias, por ejemplo.

2. Balón de Oro: sin salir del ámbito del deporte rey, también se puede hacer una apuesta total por el Balón de Oro, es decir, quién ha sido el mejor jugador del mundo durante la temporada. Para ello se tienen en cuenta a futbolistas de los cinco continentes, su desempeño con su selección y con su equipo, etc.

3. MVP de la NBA: pasando a otros deportes, sin duda el que manda a nivel mundial es el baloncesto, que siempre nombra varios MVP. Uno es el de la liga regular, pero también hay otro de las finales, tanto de conferencia como de la liga en sí.

4. Próximo entrenador en ser despedido: apuesta total curiosa en la que has de acertar con el próximo entrenador que perderá su puesto antes de que acabe la temporada.

Sin duda, las opciones para las apuestas totales son múltiples, y están en tu mano. Tú eliges cuánto quieres ganar y cuándo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here