Compartir

Todos saben que en el fútbol, para ganar hay que meter gol. O incluso más que uno, sobre todo en los partidos y en los momentos más complicados. Es por este motivo que a menudo los jugadores que reciben los galardones más importantes son los delanteros, que con sus goles contribuyen a las victorias de sus equipos. Sin embargo, el rol del defensa es mucho más trascendental de lo que se pueda pensar, ya que para ganar partidos el primer requisito es no encajar goles.

De hecho, poco se le recrimina a un delantero fallar una clara ocasión de gol en un partido, pero cuando el defensa la pifia ahí casi no hay apelación, ya que se nota más ir por debajo del marcador que seguir en situación de empate. Pero ese razonamiento es erróneo y no encuentra respaldo en el fútbol de hoy, donde abundan los buenos delanteros, pero escasean los defensas contundentes y hábiles en marcar a sus rivales, sobre todo desde que se abandonó el marcaje a hombre para el zonal.

¿Se puede decir, entonces, que para ganar es igual de importante disponer de un crack en la defensa y de uno en ataque? Seguramente sí, ya que los grandes equipos que han triunfado en eventos relevantes siempre se han caracterizado para tener a un central de categoría y de nivel absoluto. Aunque los defensas se dividen por tipo y por posición, está claro que los centrales son los que más destacan por su rol de último baluarte antes de la portería. En esta infografía de bwin se pueden ver cuáles son los mejores defensores de la Liga, aunque en cada uno se destaque más un aspecto que otro.

Por ejemplo, si buscamos a un defensa hábil en marcar goles, el jugador es Gerard Piqué, uno de los capitanes del Fc Barcelona, que este año ha anotado seis dianas en el torneo liguero. Líder de la zaga blaugrana desde la partida de Carles Puyol hace unos años, el catalán ha sido también pareja de Sergio Ramos en la selección española durante mucho tiempo, formando la que probablemente ha sido la mejor dupla defensiva de la historia de la Roja. El mismo capitán del Real Madrid es uno de los líderes defensivos más trascendentes del momento. Además, el sevillano ha superado este año la cifra de 100 goles en partidos oficiales entre el Sevilla, el Madrid y la selección española. Su casta y su habilidad táctica y en sacar el balón lo hacen uno de los artistas de la defensa.

Lo mismo pasa con Diego Godín, que hace unos días ha anunciado que dejará al Atlético de Madrid, equipo del que es el gran capitán y con el que se ha lucido en los últimos años. Muy hábil en el marcaje y en los cabezazos, el uruguayo es sin duda el central más infravalorado de los últimos años por haber ganado menos que sus rivales. Pero, como pasa con sus colegas defensores, ha sido igual de importante que un delantero para su equipo.

Deja un comentario