Compartir

El Partido Popular de Alcalá de Henares lamenta la falta de voluntad política del alcalde socialista Javier Rodríguez para que los comerciantes puedan abrir sus puestos en los mercadillos al aire libre de Los Lunes, los Martes y los Miércoles. Otros ayuntamientos en una situación parecida a la de Alcalá, con confinamiento perimetral, como Coslada o San Fernando, sí los mantienen abiertos según han venido anunciando estos días. También lo hacen en otros municipios cercanos como Torrejón de Ardoz o Azuqueca de Henares. “¿Están poniendo en peligro a sus vecinos los alcaldes socialistas de Coslada o San Fernando?, ¿están provocando que los alcalaínos se salten el confinamiento para ir a estos municipios como torpemente sugirió la concejala Rosa Gorgues en sus declaraciones a los medios?”, se preguntan los populares.

En opinión del PP, “el mensaje de que se trata de una cuestión sanitaria no se sostiene cuando solo se han suspendido los mercadillos y no otras actividades municipales. ¿Cuál es el motivo para adoptar medidas solo en los mercadillos al aire libre, que, por cierto, venden productos de primera necesidad?”.

Además, al Partido Popular de Alcalá de Henares, que se reunió el pasado lunes con comerciantes de los mercadillos, le sorprenden las declaraciones realizadas esta misma semana por Gorgues acusando a este partido de poner en peligro a los alcalaínos defendiendo la apertura de los mercadillos. Y es que esta misma concejala, en la comisión correspondiente del 16 de diciembre, sacaba pecho de su gestión cuando aseguraba que los mercadillos eran espacios seguros. “Se está cumpliendo el protocolo de seguridad y espacios, los puestos de alimentación ponen todos los días y el resto de categorías montan días pares e impares alternativamente dependiendo de la semana. Todo ello está consiguiendo que se trate de un espacio seguro para ir a comprar y para poder mantener la actividad de los mercadillos”, recogía el citado acta. “¿Estaba poniendo en peligro entonces a los alcalaínos o siguen siendo espacios seguros?”, se preguntan.

En este sentido, los populares exigen al alcalde que deje a un lado las guerras políticas y se centre en gobernar la ciudad, que la tiene abandonada. “No podemos olvidarnos de este colectivo de comerciantes, que también pretende ejercer su actividad con todas las medidas de seguridad tanto para trabajadores como para los vecinos que acuden a comprar. Somos conscientes de la situación sanitaria, que ha llevado al confinamiento de la ciudad, pero los mercadillos, que son la forma de vida de muchos de nuestros vecinos, son espacios al aire libre en los que ya existen medidas de aforos, de distancia de seguridad, la obligación de llevar mascarillas o la dispensación del gel hidroalcohólico”, concluyen desde el PP de Alcalá.

Deja un comentario