Compartir

El coronavirus, conocido científicamente como SARS-CoV-2 o COVID-19, ha paralizado el mundo entero. Hasta el momento 184 países de 194 han registrado algún caso positivo de esta enfermedad. Puedes consultar el mapa mundial en este enlace.  

Mientras millones de personas están confinadas en sus casas y otras velan por nuestra seguridad y atención, los laboratorios están realizando ensayos que logran dar con una vacuna que logra tratar este virus cuanto antes. Estados Unidos, países europeos, Australia o China son los principales países que están corriendo a contratiempo para lograrlo.

A principios de febrero se cumplían dos meses de los primeros casos de coronavirus en la ciudad chinad de Wuhan. Fue entonces cuando los científicos del país lograron el primer ensayo clínico que descubría el genoma del virus. A raíz de él, tanto China como Estados Unidos fueron los primeros en comenzar la carrera hacia el descubrimiento de la vacuna.

Ensayo de Solidaridad

La OMS coordinó los laboratorios de distintos países en el llamado ‘Ensayo por la Solidaridad’. La finalidad de este ensayo es compartir datos de las investigaciones desarrolladas por los países participantes tratando de reducir los plazos y de aunar esfuerzos en la búsqueda de un tratamiento eficaz contra el coronavirus. De forma inicial consiste en la estructuración de un concepto de diseño adaptativo que compara 5 tratamientos diferentes.

En este proyecto mundial participan, hasta el momento, un total de 10 paises: Argentina, Bahréin, Canadá, Francia, Irán, Noruega, Sudáfrica, España, Suiza y Tailandia. La OMS confía en que más países se unan.

Investigaciones españolas

Instituto de Bioingeniería de Catalunya, a cargo de Núria Montserrat

El Instituto de Bioingeniería de Catalunya, coordinado por Núria Montserrat, publicó un estudio en el que daban a conocer un fármaco capaz de frenar las infecciones y reducir la carga viral. Ha superado las dos primeras fases con pacientes sanos y enfermos, respectivamente. También se ha probado en prototipos de minirriñones desarrollados a partir de células madre humanas.

La Universidad de Salamanca ha presentado un total de nueve proyectos de investigación, de los cuales cinco realizados en colaboración con el Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL), a la convocatoria del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) de expresiones de interés para la financiación de proyectos de investigación sobre el virus con una dotación presupuestaria estimada de 24 millones de euros.

El Instituto de Salud Carlos III y su laboratorio de referencia de virus respiratorios coordinado por Inmaculada Casas, han logrado la secuenciación del genoma completo de esta cepa de coronavirus de 2019 a partir de muestras respiratorias recogidas de pacientes españoles. Esto ha permitido desarrollar nuevos métodos de secuenciación y de análisis bioinformático que han permitido la publicación de 24 genomas completos en tan solo dos semanas.

Avances relevantes

  • The Lancet anunciaba el pasado 2 de abril que la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, logró desarrollar anticuerpos en ratones con una vacuna candidata basada en un pequeño vendaje compuesto de 400 agujitas que cargan la vacuna y que se colocaría en el dedo. Este laboratorio está a la espera de que las autoridades estadounidenses les den el visto bueno para poder iniciar ensayos en humanos.
  • La agencia científica de Australia es la encargada de probar en hurones la vacuna desarrollada por la universidad de Oxford y la empresa Inovio Pharmaceutical con la finalidad de conocer si es posible probarla en humanos o no.
  • Directamente con humanos, la empresa estadounidense de biotecnologías Moderna ha iniciado una prueba de 6 semanas con 45 adultos voluntarios sanos, de entre 18 y 55 años de Seattle para probar la eficacia y seguridad de su vacuna candidata.
  • La vacuna BCG, usada desde hace años para tratar la tuberculosis, está siendo probada en Reino Unido, Alemania, Francia, Países Bajos y Australia basándose en que “puede reducir los síntomas de la COVID-19 al mejorar las capacidades inmunológicas generales del organismo”. Aún no hay pruebas de su eficacia.
  • Un estudio sugiere que la combinación de hidroxicloroquina y azitromicina, dos medicamentos ya aprobados para el tratamiento de otras enfermedades, podría ser una posible cura para los pacientes infectados. Ha sido probado en 42 pacientes del Hospital Universitario de Marsella, logrando reducir la carga viral en todos los casos. Los expertos señalan que hacen falta más estudios clínicos para probar el potencial de estos fármacos y descartar eventuales efectos adversos, entre los que se encuentra la pérdida de visión central.
  • Científicos del Instituto Peter Doherty, de la Universidad de Melbourne, afirman que la reacción del sistema inmunológico contra el Covid-19 es similar a la que tiene contra la gripe. Lo han logrado tomando muestras de sangre de uno de los primeros pacientes de Australia diagnosticados con coronavirus e identificando los anticuerpos utilizados por su organismo para combatir la enfermedad.
Los exámenes de tórax mostraron que los pulmones del paciente se despejaban después de la aparición de las células. Fuente: @TheDohertyInst
  • La Federación Internacional de la Industria Farmacéutica estima que, hoy por hoy, hay hasta 20 proyectos centrados en vacunas y unos 30 más centrados en medicamentos.

Sin embargo, ante estos avances y buenas noticias, los científicos advierten que deben tomarse con cautela, ya que los resultados eficaces para logar la vacuna contra el COVID-19 podría tardar meses, incluso años, en confirmarse.

Deja un comentario