Compartir

Ya estamos en pleno verano bajo la amenaza de una terrible ola de calor que nos acecha. Con casi todos pensando en disfrutar de unas merecidas vacaciones en la playa, tumbados sobre la arena o haciendo alguna que otra visita al chiringuito para poder refrescarse, otros se quedarán en Madrid con problemas sin resolver o con asuntos imprevistos que se desencadenarán inesperadamente. Y, si lo necesitan, se encontrarán con el preocupante panorama de que la mayoría de despachos de abogados en Madrid estarán cerrados por vacaciones.

Pero, afortunadamente, encontrar abogados en Madrid durante el mes de agosto no les resultará una misión imposible, puesto que el prestigioso despacho ABOGA2- ABOGADOS EN MADRID abrirá sus puertas para atender tanto a sus clientes habituales como a todos aquellos que lo necesiten. Aunque el horario de atención al público se reducirá a las mañanas (entre las 8.00 h y 14.00 h) en su despacho central ubicado en Plaza Castilla, 3 (y en el teléfono 915 70 42 34), nadie que lo necesite se quedará sin ser atendido.

Transparencia total: presupuesto con garantía por escrito

Creado con una auténtica vocación de servicio y atención  al cliente, uno de los valores por los que se distingue este bufete de abogados generalistas es la absoluta transparencia. Y es que ABOGA2 – ABOGADOS EN MADRID, antes del inicio de cualquier procedimiento, ofrece un precio cerrado por escrito, desterrando de esta forma cualquier sorpresa desagradable en cuanto al coste de los servicios contratados.

Dentro de las cuatro grandes ramas o áreas del derecho (Derecho Penal, Derecho Civil, Derecho Administrativo y Derecho Laboral) los profesionales de ABOGA2 están especializados en dos de ellas, concretamente el Derecho Penal y el Derecho Civil. A continuación, os detallaremos, dentro de cada bloque, las situaciones susceptibles de ser defendidas por sus expertos abogados penalistas y civilistas en Madrid.

Grandes especialistas en derecho penal

El derecho penal no ofrece ninguna duda para su distinción porque dentro del mismo se encuadran todos los procedimientos que se dirimen por hechos delictivos: robos, hurtos, tráfico de drogas, asesinatos, homicidios, lesiones y muchos más, destacando entre ellos el enorme número de procedimientos existentes a raíz de la denominada Ley de Violencia de Género.

Desde la promulgación de la Ley de Violencia de Género se han multiplicado exponencialmente los detenidos por la denominada violencia machista y ABOGA2 – ABOGADOS EN MADRID se ha convertido en un despacho de abogados de referencia en cuanto a la defensa del hombre se refiere. Es tal la profesionalidad y el índice de éxitos y absoluciones de los casos llevados por los abogados penalistas del bufete que, incluso, otros despachos de abogados les derivan clientes. Un hecho que permite afirmar, sin lugar a dudas, que ABOGA2 – ABOGADOS EN MADRID es uno de los mejores despachos de abogados de Violencia de Género en Madrid.

Y prestigiosos abogados civilistas

En cuanto al Derecho Civil, por su carácter general, podríamos pensar que existen más dificultades de definirlo. Pero no es así. Para explicarlo de una manera más gráfica, el Derecho Civil engloba todas y cada una de las circunstancias o relaciones con las que, a diario, se puede encontrar una persona.

Los abogados civilistas se ocupan de resolver conflictos en una inmensidad de materias. Por ejemplo, cuando firmamos un contrato de alquiler de una vivienda o de un local el derecho a aplicar es el derecho civil y, dentro del mismo, la Ley de Arrendamientos Urbanos. En el mismo sentido, cuando compramos un vehículo o una vivienda, esa transacción está regulada jurídicamente por el derecho civil.

Además de todas esas relaciones contractuales, dentro del Derecho Civil existe una especialización en Derecho de Familia, dentro de la cual se englobarían tanto los divorcios como las separaciones matrimoniales, así como las modificaciones de medidas, las herencias, las incapacitaciones judiciales y, por supuesto, las relaciones entre padres e hijos de parejas que no estuvieran casadas.

Una mención aparte merecen los contratos celebrados entre consumidores y usuarios con empresas, entre los cuales ha surgido una enorme litigiosidad en los últimos tiempos. Sin ir más lejos, contra entidades financieras por las denominadas cláusulas suelo y/o gastos hipotecarios. O, por otra parte, contra otras entidades como agencias de viajes, aseguradoras, compañías de renting, centrales de alarmas y otros proveedores de servicios. Estas empresas dan a firmar a los consumidores contratos con cláusulas preestablecidas y no negociadas, entre las que, en algunas ocasiones, encontramos algunas de carácter abusivo. En este caso, el consumidor ha de saber que las mismas son objeto de protección judicial, ante lo que pueden ser consideradas nulas, es decir, inexistentes en el contrato.

Deja un comentario