Compartir

La Comunidad de Madrid, junto con la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), ha firmado un convenio con el despacho de abogados Garrigues para ofrecer asesoramiento legal a emprendedores y empresas madrileñas a través de un proyecto piloto europeo destinado a emprendedores de la región con el objetivo de que puedan relanzar la actividad de sus negocios.

Para ello, se va a poner a disposición de las empresas interesadas en sumarse al proyecto distintos servicios de consultoría técnica y mentores especializados en la gestión empresarial, con el objetivo de que puedan potenciar sus negocios, reorientar su actividad, en el caso de que sea necesario, o incluso poner en marcha una nueva iniciativa empresarial, si finalmente su proyecto inicial no resulta viable. Esta iniciativa supone un refuerzo adicional al compromiso de la Comunidad de Madrid con el desarrollo de la segunda oportunidad dirigida a emprendedores. Así lo ha destacado el viceconsejero de Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, Miguel Ángel García Martín, durante el acto de firma del convenio.

De esta manera, cualquier emprendedor o pyme que considere que está atravesando por dificultades o que crea conveniente someterse a un servicio de asesoramiento especializado, podrá sumarse de forma gratuita al programa, que estará en funcionamiento en los próximos meses y que contará con el apoyo y colaboración de entidades y empresas que permitan configurar una red de asesoramiento transversal.

La Comunidad de Madrid y ATA, serán los coordinadores del proyecto, y harán la primera atención especializada de los beneficiarios. Tras el análisis inicial de situación, pondrán a los participantes en contacto con el asesor experto más adecuado para las necesidades planteadas o detectadas.

 

INICIATIVA PIONERA EN ESPAÑA

El proyecto es una iniciativa impulsada por el Gobierno danés en 2005, bajo el nombre de “Early Warning”, que la Comisión Europea va a implantar en cuatro países europeos: Polonia, Grecia, Italia y España. De esta manera, la Comunidad se convierte en la única administración pública del conjunto nacional en llevar a cabo este proyecto piloto del que se beneficiarán cerca de 700 empresas adrileñas.

La iniciativa tiene una duración de tres años y, en su fase inicial, se está captando y formando a los consultores técnicos y mentores que configurarán la red de expertos.

Deja un comentario