Compartir

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha participado hoy en el comienzo de la reforestación que va a llevar a  cabo el Gobierno regional en el Parque de la Alhóndiga de Getafe para paliar los efectos causados por la borrasca Filomena, el pasado mes de enero. “Somos conscientes del daño que ha producido la borrasca, la peor que ha sufrido Madrid  en los últimos 70 años, y desde el primer día lo que estamos haciendo es paliar estos daños y estar a pleno rendimiento con todos los servicios de la Comunidad  de Madrid”, ha indicado. 

Acompañada por la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, la presidenta ha visitado la finca donde, en colaboración con Carrefour y la Asociación para Promover el Uso Racional de los  Productos y Servicios del Monte (FSC), se pondrá en marcha un Biobosque en el que se plantarán 150 árboles, 600 arbustos y 20.000 semillas herbáceas y se creará un jardín ornitológico y otro de mariposas. Este espacio contará también con una zona educativa, un camino de 1.325 metros cuadrados y el acondicionamiento del parque.  

Esta acción está enmarcada dentro de Arco Verde, que unirá los tres parques  regionales de la región y que contará con más de 200 kilómetros de vías verdes.  “Se trata de uno de los proyectos más importantes que tiene el Gobierno de la  Comunidad de Madrid en la presente legislatura y para los próximos años”, ha  indicado Díaz Ayuso, que lo ha definido como un “nuevo pulmón verde con el que  los madrileños van a poder disfrutar de espacios naturales dentro de nuestras  propias ciudades y que permitirá que los niños y que las nuevas generaciones conozcan de cerca los tesoros de la naturaleza y que muchos casos en Madrid se estaban perdiendo”. 

Es el caso del parque de la Alhóndiga, donde se realizarán las obras generando  así un área de disfrute y ocio que conectará también con Bosquesur, un espacio verde que cuenta con 700 hectáreas que unen los municipios de Fuenlabrada,  Getafe, Leganés; y restaurando la biodiversidad de la zona afectada por la borrasca del pasado mes de enero. 

Las obras de acondicionamiento y plantación de árboles, arbustos y semillas  herbáceas correrán a cargo FSC, en colaboración con Carrefour, que será la  encargada de financiar las actuaciones dentro del marco de su política de  Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Para ello, se ha procedido a la firma  de un convenio suscrito entre el Gobierno regional, FSC y la empresa de grandes  hipermercados y supermercados. 

APOYO A LOS DAÑOS DE FILOMENA 

Para paliar estos efectos, el Ejecutivo regional ha destinado ya 1,2 millones de  euros con los que se han podido retirar los restos de vegetales caídos, evitar el  peligro de las ramas y árboles como consecuencia de la nieve y el viento, y actuar,  mediante un contrato de emergencia, en un total de 31 municipios, especialmente,  en aquellas zonas donde hay zonas recreativas y mayor afluencia de público,  sobre todo, de cara a Semana Santa. 

A esta inversión se ha sumado la clonación de árboles centenarios que resultaron  dañados por la borrasca gracias a la labor de los técnicos del Instituto Madrileño  de Investigación y Desarrollo Rural Agrario y Alimentario (IMIDRA). 

Teniendo en cuenta los daños ocasionados por la borrasca Filomena, el Gobierno  regional estableció cuatro zonas de actuación territorial y una de ámbito regional  sanitaria para plagas: Suroeste, Sureste, así como los Parques Regionales del  Curso Medio del Guadarrama y de la Cuenca Alta del Manzanares, Parque  Regional del Sureste y Plagas. 

BIOBOSQUE EN GETAFE 

El Biobosque de Getafe será un espacio de ocio que contará en su área oeste  con una zona de refugio para la biodiversidad con pirámides de madera, tocones  a diferentes alturas, cajas nido, piedras y plantaciones de carpin (Carpinus  betulus).  Por su parte, en la zona este se ubicará el jardín de mariposas y, para ello, se  plantarán 300 plantas aromáticas entre las que destaca la lavanda, el romero o la  salvia, además de otras 100 correspondientes a las variedades Colutea  arborescens y Cistu sp.

En el norte se ubicará el jardín ornitológico con la plantación de especies como la  Amelanchier ovalis, Sambucus nigra, Juniperus oxycedrus, Cornus sanguínea,  Arbutus unedo, Rosa canina, y la Rubus ulmifolius, mientras que en la zona  Suroste-Sur se creará un bosque de alimentos con la presencia de castaños,  pinos piñoneros o avellanos. Por su parte, en la zona centro se crearán dos  grandes praderas en la que se plantarán especies vivaces mediterráneas.

Deja un comentario