Compartir

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha presentado hoy el proyecto del Palacio de Justicia de Valdemoro,  cuyas obras han arrancado hoy, su puesta en funcionamiento está prevista para  2022 dará servicio a 140.000 vecinos de la zona sur de la región. Para  simbolizar el comienzo de las obras se ha plantado un olivo como el árbol de la  Justicia. 

Con proyectos como este, ha explicado, el Gobierno regional busca una Justicia  “más accesible, moderna, eficiente, y, sobre todo, a la altura de lo que nos  reclama el siglo XXI”, ha indicado la presidenta madrileña en el acto, donde ha  participado también el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López.  Ambos han coincidido en destacar que con esta nueva infraestructura mejorará  tanto el trabajo de los operadores de la justicia como el servicio que se presta a  los ciudadanos. 

La construcción de este nuevo complejo judicial forma parte del plan Justicia  21×21 de la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas, que implica la  modernización, concentración y humanización de los 21 partidos judiciales de la  región, así como la puesta en marcha de medidas que favorezcan la  humanización de la Justicia, con sedes cada vez de mayor calidad y calidez.  

En el caso de Valdemoro, el proyecto cuenta con un diseño “innovador, amplio y  mucho más humanizado”. Además, acabará con la dispersión de sedes en este  partido judicial, pues con él se unificarán las tres existentes en la actualidad, lo  que redundará en la agilización de los procedimientos judiciales, así como en un  ahorro de costes para las arcas regionales. 

Como ha explicado la presidenta madrileña, el nuevo edificio reunirá en 10.445  metros cuadrados hasta 14 juzgados, los siete de Primera Instancia e Instrucción actuales y uno estanco de Guardia. Además, este complejo tiene  espacio suficiente para albergar en el futuro otros seis juzgados. 

RECORRIDOS DIFERENCIADOS Y CAMARA GESELL 

El diseño de la nueva sede judicial de Valdemoro se basa en la protección  integral de las víctimas, en especial de aquellas que son más vulnerables, es decir, menores y mujeres que han sufrido violencia de género. Para lograrlo, Díaz Ayuso ha explicado que las dependencias contarán con recorridos  diferenciados para que las víctimas no tengan que cruzarse con sus agresores. Asimismo, el edificio dispondrá de entradas y recorridos diferenciados para  público y funcionarios, evitando así encuentros de los jueces y fiscales con  quienes van a ser encausados o sus familiares. 

También habrá espacio para que la Fiscalía, el Colegio de Abogados y el de  Procuradores desarrollen su trabajo. Además, contará con estancias de  mediación, forensía y un Registro Civil. Asimismo, habrá una sala de bodas, una  zona para la policía, con celdas para los reos, zona de descanso para  funcionarios y servicios auxiliares. Las instalaciones, además, estarán  adecuadas a las necesidades de las personas con algún tipo de discapacidad,  no solo físicas sino también intelectuales. 

La construcción de un nuevo edificio judicial va a permitir, además de unificar  todos los juzgados en un solo edificio, contar con salas de reuniones, de  entrevistas y videoconferencias, así como las llamadas salas amigables para el  reconocimiento de menores. Para que estos presten declaración en un ambiente 

cálido el nuevo edificio contará con una cámara Gesell, destinada a las víctimas  más vulnerables del delito, tal y como recoge el Estatuto de las Víctimas.  

Esta estancia permite tomar declaración a los menores en un entorno positivo,  quedando su declaración como prueba preconstituida y evitando, de esta  manera, que la víctima tenga que repetirla durante la vista oral, con lo que tiene  de traumático esa situación para el menor. 

El nuevo edificio judicial de Valdemoro dará servicio no sólo a los vecinos de  este municipio, sino también a los de Chinchón, Ciempozuelos, San Martín de la  Vega, Titulcia, Torrejón de la Calzada, Torrejón de Velasco y Valdelaguna.

Deja un comentario