Compartir

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, participó ayer en el homenaje y recuerdo a Gregorio Ordóñez, diputado del Parlamento vasco y teniente de alcalde del Ayuntamiento de San Sebastián asesinado por ETA hace 27 años, un político que “habló por todos los que no se atrevían a hablar”. En este punto, destacó la defensa de unos valores, que hoy obligan “a denunciar la infamia del Gobierno de Sánchez”, señaló durante el acto celebrado en los jardines que lleva su nombre, en la capital.

“Hoy prácticamente todos los etarras, incluido uno de los asesinos de Goyo, han sido acercados al País Vasco. Muchos son recibidos como héroes con total impunidad”, lamentó Díaz Ayuso, para quien “la primera responsabilidad de una sociedad con sus víctimas es, precisamente, combatir a sus enemigos, ponerlos ante la justicia y aislarlos políticamente”. “Hoy, sin embargo, los herederos de ETA son socios parlamentarios del Gobierno de España. Hoy quieren borrar de la memoria histórica nombres como los de Gregorio Ordóñez o Miguel Ángel Blanco. La infamia”, insistió.

De Ordoñez, “uno de los gigantes de la democracia española”, destacó que enseñó a todos que “la firmeza en la defensa de nuestros valores es la antesala del éxito” y que “la verdad, aunque esté en minoría, es siempre la verdad”. “Si Goyo estuviera vivo la historia del País Vasco y de España entera sería distinta. Sería mejor”, sentenció.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here