Compartir

Fines de semana, puentes o épocas de vacaciones, como la próxima Semana Santa que en poco más de un mes llegará, son buenos momentos para disfrutar del aire puro, con estancias en el campo o en la montaña.

Sin lugar a dudas, los beneficios de pasar unos días fuera de nuestras rutinas son muy grandes; y más, después de estas duras épocas de confinamientos totales o parciales. Es necesario liberar nuestra mente y disfrutar de unos días de asueto. Ahora es el mejor momento para buscar y encontrar ese lugar para hacerlo.

Los beneficios de la naturaleza

No hay nada mejor que el sonido de la naturaleza para descansar de nuestro día a día urbano, cambiar el ruido del tráfico por el sonido de las hojas de los árboles agitadas por el viento, o de los pájaros que vuelan en libertad. Aromas de flores y plantas entrando en nuestros pulmones, en lugar de humo.

Y hay muchas cosas más: las vistas, el aire puro y la posibilidad de llevar a cabo alguna actividad física a través de una caminata. Sustituir el estrés por la calma reinante y relajarse. Dejar que el sol ilumine nuestro rostro y notar su cálido abrazo.

Todas esas sensaciones, además de aliviar nuestro estrés diario también nos ayudan a generar endorfinas, que es conocida como la hormona de la felicidad. Proporciona satisfacción, pero también va a fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Disfrutar en grupo

Podemos disfrutar del campo y de la montaña de manera individual, en pareja, con la familia y también en grupo. Las dos últimas opciones son muy buena idea, puesto que ayuda a crear mejores vínculos con nuestras parejas, hijos o amigos, a la vez que ello sucede en un entorno agradable y sano.

Después de un duro invierno, en donde además de la ya consabida pandemia, Madrid ha visto una gran nevada, es hora de disfrutar de una estancia en un lugar agradable en el campo, con la mejor compañía. Y, para ello, apenas es necesario un breve desplazamiento en coche para llegar a lugares bucólicos. En este sentido, Madrid es muy afortunado.

Sucede que, en algunas ocasiones y si el grupo es grande, es complicado encontrar un lugar en donde pueda alojarse mucha cantidad de gente… pero no es imposible. Existen numerosos sitios web que nos van a permitir encontrar casas rurales para grandes grupos cerca de Madrid.

Disfrutar del entorno y la gastronomía

Otra ventaja del turismo rural es la posibilidad de poder comprobar los excelentes restaurantes y toda la oferta gastronómica de la zona, que cuenta con una gran cantidad de lugares destacados y una enorme oferta.

Además, para los más pequeños es toda una experiencia. Poder disfrutar, por ejemplo, de un fin de semana con familiares o amigos es una experiencia única, que podemos hacer inolvidable con un sinfín de actividades pensadas exclusivamente para los más pequeños y que harán de estas salidas algo muy especial.

Los mejores lugares de turismo rural

Madrid es conocida por ser una de las ciudades más cosmopolitas de Europa, pero en su Comunidad alberga lugares de gran belleza que no nos podemos perder. La Sierra Madrileña, por ejemplo, alberga pueblos con enorme encanto, como Cercedilla, uno de los destinos más buscados en el turismo rural de Madrid.

Otro pequeño pueblo de la Sierra es La Hiruela, un lugar perfecto para desconectar y disfrutar de la naturaleza con sus hermosos paisajes. También es muy recomendable el Valle de Lozoya de Madrid, con la Cascada del Purgatorio como lugar de referencia.

La zona rural de Madrid, lejos del ruido ofrece un sinfín de hermosos paisajes verdes y pueblos singulares con los que disfrutar de la naturaleza y de la gastronomía. Pero sobre todo, descansar y huir del estrés de nuestro día a día.

Un beneficio para la zona

Como muchas economías de nuestro país, especialmente las vinculadas con la hostelería y, en general, con el turismo, la zona rural madrileña ha visto frenada una actividad que era realmente incipiente y con una gran calidad en la oferta hasta hace un año. La pandemia y las limitaciones de movimientos de los ciudadanos han afectado notablemente a una economía en donde la mayoría de oferta corresponde a pequeñas empresas familiares.

De manera que, hacer turismo rural en Madrid, no solo es beneficioso para nuestra salud y una garantía de diversión, sino también para ayudar a todas estas empresas que ahora mismo tienen ante sí un futuro incierto.

Es ahora un buen momento para encontrar los mejores lugares y, si el grupo es grande, vale la pena buscar ese lugar antes de que la ocupación no permita reservar en épocas como la Semana Santa, momento en el que hay una gran demanda. En algo más de un mes y medio llega este momento y ya hay muchas personas organizando su escapada rural en Madrid.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here