Compartir

La Comunidad de Madrid ha presentado hoy a la Mesa Sectorial de Sanidad -en la que están representados los sindicatos CCOO, UGT, AMYTS, SATSE y CSIT- las medidas que contempla el Plan de Mejora de Atención Primaria que, con 80 millones de presupuesto, contempla un incremento de plantilla superior a 1.200 plazas, incluyendo todos los perfiles profesionales.

Este programa se centra en adecuar las plantillas de este nivel asistencial así como las retribuciones de los profesionales en función de las características asistenciales o geográficas de cada centro de salud, así como un conjunto de medidas organizativas que facilitan la labor de estos trabajadores.

Con estas medidas se pretende mejorar la calidad de la asistencia sanitaria en el primer nivel asistencial, que resuelve el 80% de los problemas de salud, y ofrecer un espacio competitivo y atractivo profesional que estimule la incorporación de nuevos profesionales.

El conjunto de medidas que contempla este proyecto beneficia por igual a distintas categorías profesionales de los centros de salud, consultorios locales y servicios de Atención Rural (SAR) de la Comunidad de Madrid.

Recoge, asimismo, un incremento de plantilla superior a 1.200 plazas, incluyendo todos los perfiles profesionales, para dar respuesta a un modelo de atención acorde con las necesidades de la población como el envejecimiento o la atención a pacientes crónicos.

Un segundo gran bloque de las iniciativas diseñadas en este programa se orientan a dar respuesta a los Especiales condicionantes asistenciales, que identifican aquellos centros con un mayor porcentaje de población atendida, es decir, pacientes que acuden al centro de salud, y, por otro lado, los centros en zona rural, con singularidades en su atención por la lejanía de los núcleos de población y otros recursos sanitarios.

En este sentido, el Plan recoge medidas retributivas para las escalas profesionales que se ven afectadas por la alta demanda de la población de este recurso sanitario, que estarán vinculadas a las categorías profesionales con una mayor actividad asistencial: médico de familia pediatra y enfermera.

Asimismo, será de aplicación en aquellas otras en las que el incremento de la atención sanitaria repercute indirectamente en el aumento de trabajo de otras escalas profesionales: técnicos de Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE) y profesionales no sanitarios, auxiliares administrativos y celadores, y todas las categorías profesionales de los SAR.

De la misma manera, se establecen compensaciones económicas para los profesionales que trabajan en el ámbito rural con condicionantes especiales en su desarrollo de trabajo, porque deben recorrer grandes distancias para la atención domiciliaria, en algunos casos asumir situaciones asistenciales o socio-sanitarias al estar más cercanos a la población así como la dificultad de cubrir las ausencias de sus compañeros.

Otro de los aspectos que aborda el Plan son las retribuciones específicas por la atención domiciliaria que realiza habitualmente el personal de Enfermería y que supone un exceso de carga de trabajo en determinados tramos de edad y en función de la población asignada del centro de salud en cuestión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here