Compartir

La Comunidad de Madrid dedica una exposición a la artista Carmela García, titulada Autora de utopías, es una propuesta en la que la autora parte de la realidad para encaminarse a una utopía en la que las mujeres  deconstruyen la sociedad actual y la reconstruyen sobre un ideal feminista del  mundo. La muestra puede visitarse en la Sala Canal de Isabel II (C/ Santa  Engracia, 125. Madrid) hasta el 2 de mayo, con entrada gratuita. 

La exposición, comisariada por Margarita Aizpuru, acoge series ya clásicas de  Carmela García, junto a nuevos proyectos fotográficos y audiovisuales. En ellos,  la autora parte de experiencias y prácticas de mujeres de la historia que,  saltándose las reglas y supeditaciones, consiguieron crear núcleos de resistencia,  de convivencia o de sororidad, dando lugar a colectivos y formas de vida  alternativas al statu quo existente. 

En sus últimos proyectos, García construye relatos espacio-temporales subjetivos  entre la realidad y la ficción, a modo de simbólicas genealogías que siguen las  pistas y los lazos matrilineales que han unido a unas mujeres con otras a lo largo  del tiempo y el espacio, con unas vidas, conductas, actitudes y posicionamientos  individuales y colectivos siempre a contracorriente. 

Estas narrativas se materializan a través de una expansión de la fotografía hacia  otros formatos artísticos, como el vídeo y la instalación. Carmela García plantea  realidades ficcionadas, a partir de fuentes documentales de distinta procedencia,  que enlaza después con fragmentos de narrativas visuales y literarias diversos.  

La exposición se desarrolla en cinco espacios temáticos, con cinco utopías vividas  por mujeres arriesgadas, inteligentes y transgresoras, a través del proyecto Chicas, deseos y ficción (1998); las series Paraísos (2002-2005), Escenarios (2007), Casting (2007-2008) y I Want to Be (2006-2008); la proyección Espacio  de silencio (2004), y la nueva producción audiovisual Seres equívocos (2020).

En Chicas, deseos y ficción (1998), ubicada en la planta baja, Carmela ha  intervenido sobre reproducciones fotográficas antiguas de su propia colección,  que muestran a mujeres que realizan distintas actividades en diversos lugares,  que tienen en común el afecto que se muestran. 

La primera planta ofrece una selección de fotografías y dos vídeos también del  proyecto Chicas, deseos y ficción. Mujeres que ocupan espacios públicos y  privados en actitudes cotidianas, relacionándose desde la sororidad y la  complicidad, ofreciendo conductas no hegemónicas que buscan ser normalizadas. 

La segunda planta acoge una selección de fotografías de la serie Paraísos (2002- 2005) y la proyección Espacio de silencio (2004), en los que la autora reflexiona  sobre planteamientos ecofeministas, al plantear un universo futuro en armonía,  respeto y encuentro de las mujeres libres con la naturaleza. 

Por su parte, la tercera planta presenta tres series fotográficas de la primera  década de los 2000, pertenecientes a los proyectos Escenarios (2007), Casting  (2007-2008) y I Want to Be (2006-2008), en las que indaga en torno a la  representación de las mujeres y los discursos sobre las identidades genéricas y  sus capas, así como los juegos visuales entre la realidad y la ficción. 

Para terminar, en la cuba del edificio, como final del recorrido expositivo, se puede  ver su nueva producción audiovisual, Seres equívocos (2020), proyectada en una  gran pantalla. Un mediometraje audiovisual en torno a la figura de Victorina Durán  (Madrid, 1899-1993) y los tres volúmenes de su obra autobiográfica, en los que  narra su vida, su biografía más íntima y sus relaciones homosexuales. 

Sobre Carmela García 

Carmela García (Lanzarote, 1964) es una artista visual, residente en Madrid.  Recibió el Premio Revelación PhotoEspaña. Desde el principio se interroga  acerca de las imágenes de las mujeres en la sociedad, investigándolas y  cuestionando la mirada masculina con discursos visuales feministas. Mediante 

este posicionamiento, ha construido trabajos artísticos en los que las mujeres son  protagonistas, con imágenes que rompen los esquemas de los géneros binarios  y que ofrecen unas identidades genéricas más abiertas y flexibles, mediante las  que rompe la hegemonía social de la heterosexualidad. En 2005 fue seleccionada  entre los 100 mejores fotógrafos españoles por Exit, y ha recibido el Premio de  Fotografía de la Comunidad de Madrid en el año 2019, entre otros. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here