Compartir

La Comunidad de Madrid ya ha escolarizado a 68 menores refugiados ucranianos en 27 centros educativos sostenidos con fondos públicos de 13 municipios de la región. De ellos, la mayor parte cursan estudios de Primaria (34), seguidos de segundo ciclo de Infantil (17), Secundaria (14), mientras que tres de ellos lo hacen en el primer ciclo de Infantil. El Ejecutivo autonómico ha dispuesto cerca de 77.000 plazas públicas distribuidas en todas las etapas, incluida Bachillerato.

El consejero de Educación, Universidades y Ciencia y portavoz del Gobierno madrileño, Enrique Ossorio, visitaba el instituto público Cervantes de la capital, en el que alrededor de 50 alumnos ucranianos asisten cada sábado a clases de Lengua, Literatura, Geografía e Historia de su país, gracias a la colaboración con la asociación cultural Diáspora Ucraniana. Los menores que han llegado a España procedentes de la zona de conflicto, han acudido aquí por primera vez a recibir esta formación.

Tal y como anunció el pasado lunes la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, los alumnos refugiados podrán beneficiarse de los programas de ayudas de comedor, libros de texto y material escolar. La Comunidad de Madrid también pone a su disposición programas de apoyo y refuerzo, así como su Red de Orientación Educativa.

Asimismo, se ha dotado de aulas de enlace en los colegios e institutos para facilitar que estos menores aprendan el idioma español y se puedan integrar de manera más rápida. Del mismo modo, el servicio de traducción e interpretación (SETI) presta ayuda en la comunicación entre los centros y las familias, con la traducción de toda la documentación que requieran.

La iniciativa en la que colaboran el Gobierno autonómico y Diáspora Ucraniana permite a los estudiantes recibir la titulación oficial de su país de origen correspondiente a cada etapa educativa, ya que gran parte de los contenidos que aprenden en España son homologables.

El curso escolar 2021/22 comenzó con cerca de 3.100 niños ucranianos residentes en la Comunidad estudiando en la región.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here