Compartir

La Comunidad de Madrid activa un dispositivo en Metro  de Madrid y en la red de carreteras regionales ante la previsión de fuertes lluvias a partir de mañana. Así, desde ayer ya se han comenzado a poner en marcha  medidas preventivas con el objetivo de minimizar el posible impacto de la lluvia  tanto en el servicio del suburbano como en el uso de las vías regionales.  

El operativo de Metro incluye la revisión periódica y limpieza de los sumideros  de los accesos, así como del funcionamiento de los pozos de bombas pluviales, entre otras instalaciones. El suburbano también comprobará los pasillos y  andenes de las estaciones, con especial hincapié en aquellas que suelen  quedar más afectadas con las lluvias. 

Cuando comiencen las alertas por lluvia, desde el Puesto de Control Central se  coordinará a los equipos de limpieza, que tendrán especial atención para  mantener limpias las áreas de tránsito y, en particular, las zonas de andén  utilizadas para la entrada y salida de los trenes. Se retirarán también restos de  los sumideros y se levantarán arquetas o rejillas para que los desagües traguen  con más rapidez, en caso de que sea necesario. 

Asimismo, en todos los depósitos de Metro se va a procurar que los trenes estén  siempre a cubierto, en la medida de lo posible. 

DRENAJE DE LAS CARRETERAS 

En el caso de los más de 2.500 kilómetros de la red de carreteras competencia  de la Comunidad de Madrid, la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un  dispositivo preventivo centrado en el mantenimiento de las instalaciones de  drenaje, que recientemente ya se habían revisado en previsión de la llegada de  la borrasca Filomena. 

Precisamente debido a la acumulación de nieve y hielo en las carreteras, se ha  reforzado la vigilancia del estado de la calzada, cunetas, sumideros y obras de  drenaje. Además, se ha movilizado personal y vehículos para limpiar los enlaces  y otros puntos clave de las vías. 

Asimismo, mientras dure el episodio de precipitaciones, se activarán los  vehículos que no estén ocupados en la retirada de nieve para revisar la calzada  y atender las posibles incidencias que pueda causar el agua. En este sentido,  están preparadas máquinas de limpieza, bombas de achique y, en caso de que  sea necesario, está previsto que se puedan utilizar, incluso, máquinas  quitanieves para retirar el barro de las carreteras.  

A la hora de llevar a cabo todas estas actuaciones, se dará prioridad a puntos  como la red principal de carreteras competencia de la Comunidad de Madrid o las conexiones y accesos a hospitales, entre otros.

Deja un comentario