Compartir

La Comunidad de Madrid colabora en la formación para la  inserción laboral de personas con discapacidad intelectual facilitando la  incorporación de estudiantes mayores de 18 años con discapacidad intelectual a  prácticas laborales en la Consejería de Vivienda y Administración Local y en la  Agencia de Vivienda Social. La formación se inició en 2020 y, tras una  interrupción por la pandemia, han finalizado en 2021. 

El consejero de Vivienda y Administración Local, David Pérez, ha entregado hoy un diploma y un certificado a los tres estudiantes seleccionados por el Grupo  Envera –entidad sin ánimo de lucro- que han realizado sus prácticas laborales  durante un período de tres meses, rotando mensualmente por distintos  departamentos, con el objetivo de facilitar su acceso al mundo laboral. 

En los próximos meses otro grupo de alumnos se incorporará a esta iniciativa  para llevar a cabo la misma formación. Durante el tiempo que han trabajado  como becarios han llevado a cabo funciones como ordenar expedientes  numéricamente, colaborar en la destrucción de papel, en la información a  visitantes, grabación de datos y en el envío de acuses de recibo. 

La formación que han recibido se imparte con una metodología flexible y  adaptada a las capacidades, necesidades e intereses de los alumnos, con un  programa que comprende la orientación y el asesoramiento a familias y una  valoración inicial del alumno con un informe pedagógico, tutorías  personalizadas, salidas complementarias a museos, instituciones y empresas y  las prácticas formativas en las sedes de la Consejería. 

Dado el carácter formativo y de inserción laboral de estas actividades, los  estudiantes no han recibido remuneración económica por los trabajos que han  llevado a cabo, pero sí un certificado emitido por la Agencia de Vivienda Social.

La Consejería de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid,  la Agencia de la Vivienda Social (AVS) y Envera han mantenido una comisión  mixta de seguimiento en la que se determinaron los perfiles profesionales  requeridos, el número de plazas de prácticas y su localización, así como la  designación de las distintas unidades administrativas donde se han desarrollado  las prácticas. 

La vigencia del convenio se extiende hasta el 31 de diciembre de 2021,  pudiendo ser prorrogado por un periodo de hasta cuatro años adicionales de  duración. 

El Grupo Envera trabaja con personas con discapacidad intelectual, atiende  cada año a 2.500 personas en sus servicios de atención temprana,  neurodesarrollo infanto-juvenil, formación, servicio de inserción laboral, centros  ocupacionales y de día, residencias y tutela, y emplea a 600 personas en sus  instalaciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here