Compartir

La Comunidad de Madrid ha cerrado el año 2020  cumpliendo el plazo legal establecido para el pago a proveedores, haciendo un  gran esfuerzo para garantizar la liquidez de empresas y autónomos, según ha  expuesto hoy el consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández 

Lasquetty, en la Asamblea de Madrid. Además, el plazo se ha reducido en 12 días respecto al cierre de 2019, lo que se traduce en un 29% menos. La  tendencia a la baja, que comenzó en octubre, ha situado el período medio de  pago en 28 días en el mes de diciembre, por debajo del umbral de 30 días  establecido por la normativa. 

El Gobierno regional ha logrado atender estos compromisos de pago pese a que  la crisis del coronavirus y las operaciones comerciales de naturaleza sanitaria  han aumentado considerablemente, así como también las facturas abonadas  durante este período, y ha garantizado la solvencia financiera de sus cuentas  públicas. 

“Somos plenamente conscientes de la importancia que para las empresas y los  autónomos tiene disponer de la liquidez suficiente para mantener abiertos sus  negocios, en una coyuntura en la que su actividad se ha visto gravemente  afectada por las medidas de confinamiento y movilidad”, ha asegurado el  consejero madrileño durante su intervención. 

AUMENTO DEL VOLUMEN DE FACTURACIÓN DEBIDO A LA PANDEMIA 

En el año 2020 ha aumentado considerablemente el volumen de facturación y  se ha incorporado un mayor número de empresas que han aportado sus bienes  y servicios a la región. De este modo, se ha pagado más de un millón de  facturas a más de 9.000 empresas proveedoras. El importe total abonado ha  sido de 10.440 millones de euros, un 11,3% más que en 2019, con una cuantía  media por factura de 6.000 euros.

El Gobierno regional ha realizado un enorme esfuerzo de gestión, teniendo en  cuenta que Madrid es la segunda autonomía con mayor número operaciones e  importe de pagos de la nación. De este modo, la Comunidad ha trabajado para  acortar los ciclos de abono, que han oscilado entre los 25 días de febrero y un  máximo de 43 días en septiembre, debido a la falta de disponibilidad de crédito  presupuestario para atender a los gastos derivados del coronavirus y la  dificultad para percibir los fondos del Estado, que la Tesorería madrileña ha  logrado subsanar con celeridad. 

Además, la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha diversas iniciativas para  facilitar la disponibilidad de caja de los empresarios, entre ellas, la moratoria en  el pago de tributos o las ayudas a pymes y autónomos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here