Compartir

La Comunidad de Madrid ha intensificado las medidas de control en todas las residencias de mayores, reforzando así el cuidado que la Dirección General de Salud Pública efectúa ya en esta materia. De esta manera, el examen diario de la situación en cada centro residencial de la Comunidad de Madrid (incluidos los privados) lo realizará el personal del Centro de Control de Calidad e Inspección de la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad (CIRA). Estos trabajadores se encargan de realizar las inspecciones ordinarias a todos los centros residenciales de la región.

Asimismo, la Dirección General de Atención al Mayor ha enviado un comunicado a las residencias dependientes de la Comunidad de Madrid, donde se les pide que faciliten diariamente la comunicacion entre los usuarios y sus familiares, mediante conversaciones telefónicas o telemáticas. En el caso de que esta interlocución no pueda realizarse, se designará una persona para informar cada día a su familia.

El objetivo es permitir que tanto los residentes como sus familiares estén en constante comunicación y se sientan reconfortados, tras las restricciones de las visitas impuestas para reforzar la protección y evitar contagios en este colectivo especialmente vulnerable al coronavirus.

Deja un comentario