Compartir

La Comunidad de Madrid ha destinado más de 13,3 millones de euros para adquirir e instalar 135 aulas prefabricadas, necesarias  para cumplir con las ratios que ha sido necesario aplicar ante la pandemia por  COVID-19. Esta medida del Ejecutivo madrileño, aprobada en el Consejo de  Gobierno celebrado esta semana, forma parte del plan elaborado conjuntamente  por las consejerías de Sanidad y de Educación y Juventud con el fin de que los  niños pudieran volver a las aulas en las mejores condiciones de seguridad ante  la situación sanitaria creada por el coronavirus. Próximamente se sumarán otras  55 aulas, alcanzando una inversión de 16 millones de euros. 

La compra de estos módulos prefabricados se ha realizado por procedimiento  de emergencia y ya están siendo instalados en aquellos centros que  presentaban la necesidad de generación de espacios adicionales para reducir  las ratios a 20 alumnos en el caso de Educación Infantil y Primaria, y a 23 en  Secundaria.  

Se trata de aulas modulares prefabricadas que permiten que los grupos estables  de convivencia no tengan contacto entre sí, algo muy útil para prevenir los  contagios por el virus. Las aulas disponen de salida directa a los patios de los  centros, ventilación natural y aislamiento térmico y acústico y, cuando es  necesario, incorporan un aseo adosado. 

Estas construcciones modulares tienen la misma vida útil que las  convencionales, se instalan de una forma rápida y limpia, pueden adaptarse a las necesidades de los centros según las circunstancias y cumplen con todos los  estándares técnicos. 

MÁS MEDIDAS PARA MANTENER LA DISTANCIA DE SEGURIDAD 

A estos módulos se suman los 44 espacios adicionales que se han habilitado  gracias a la colaboración del Gobierno regional con los ayuntamientos de la  Comunidad. Estas aulas se han dispuesto en centros culturales y cívicos,  bibliotecas, pabellones deportivos, y otras instalaciones de las localidades de 

Madrid, Anchuelo, Arganda del Rey, San Fernando de Henares, Rivas Vaciamadrid, Valdilecha, Villalbilla, El Molar, Soto del Real, Pedrezuela, Lozoya,  Collado Villalba, Valdemorillo, Pozuelo de Alarcón, Aranjuez, Arroyomolinos,  Chapinería, Cubas de la Sagra, Fuenlabrada, Getafe, Móstoles, Parla, Pinto,  Valdemoro, Alcorcón, Aranjuez, Arroyomolinos, Leganés y Navalcarnero. 

Además, la Comunidad de Madrid ha adquirido e instalado 2.000 mamparas en  los colegios e institutos públicos que lo han solicitado. Se trata de mamparas  individuales (una por pupitre) y tienen unas medidas de 60 centímetros por 60  centímetros, lo que garantiza la protección del alumno frente a sus compañeros.  Son de fácil instalación y se han ubicado en aquellas clases de centros  educativos en los que no hay espacios alternativos. También se han desplegado  20.000 mamparas de comedor.

Deja un comentario