Compartir

Los destinatarios de este servicio son personas con  problemas de salud mental, adicciones o discapacidad que  llevan años viviendo en la calle 

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha  aprobado un gasto de 999.752 euros para prorrogar el contrato del servicio de  acceso inmediato a vivienda y soporte socioeducativo para personas sin hogar  de la región. Este acuerdo permitirá mantener la actividad de un total de 20  viviendas para este fin durante los dos próximos años. 

El objeto de este contrato es la organización, gestión, ejecución y seguimiento  de este servicio de alojamiento, que se desarrolla a través del modelo conocido  como Housing First. Los usuarios de este servicio son personas mayores de 18  años sin hogar, que a una dilatada trayectoria viviendo en la calle suman otras  situaciones como problemas de salud mental, adicciones o discapacidad. 

El contratista del servicio aporta un total de 20 viviendas totalmente equipadas y  la actividad de un grupo de profesionales para ofrecer a los usuarios un acceso  inmediato a la vivienda, que incluye además soporte socioeducativo consistente  en un proceso de acompañamiento e intervención social que facilite su  inserción.  

Tras comprobar que el servicio prestado por la entidad adjudicataria se ha  desarrollado de manera satisfactoria y con estricto cumplimiento de las  condiciones pactadas, se ha decidido prorrogar el contrato -que vencía a finales  de este año- hasta el 31 de diciembre de 2022 para asegurar el funcionamiento  de estas plazas con las mismas características de atención y calidad.

Deja un comentario