Compartir

La Comunidad de Madrid ratifica su apuesta por el  transporte público como eje de la movilidad sostenible y la vertebración del  territorio. Así lo ha explicado el consejero de Transportes, Movilidad e  Infraestructuras, Ángel Garrido, en la apertura de una mesa redonda sobre  movilidad post-pandemia organizada por el Colegio de Ingenieros de Caminos,  Canales y Puertos, en el marco de la Semana Europea de la Movilidad.  

“El transporte público es sinónimo de eficiencia energética, sostenibilidad  ambiental y, por supuesto, también económica y de seguridad vial. Contribuye a  la vertebración del territorio y a la igualdad de oportunidades”, ha subrayado Garrido, en un encuentro en el que han participado representantes del Ministerio  de Transportes, de Renfe, del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, la  EMT y de la Asociación Internacional del Transporte Público (UITP), entre otros. 

El consejero ha señalado las dificultades de analizar la movilidad post-pandemia dado que aún no se ha vencido al COVID-19. “Ahora nuestro trabajo está  centrado en facilitar la movilidad a todas aquellas personas que tienen que  seguir desplazándose en su día a día, poniendo en marcha medidas para minimizar un posible riesgo de contagio y aumentar la seguridad”, ha apuntado. 

NIVEL DE OCUPACIÓN SEGURO 

Garrido ha recordado que la Comunidad de Madrid ha impulsado el uso  obligatorio de mascarilla en el transporte público y cuenta con un sistema  automático de control de aforo en Metro de Madrid que es pionero. Asimismo,  garantiza un nivel de ocupación en el transporte público que no supera la  referencia establecida por las autoridades sanitarias en la región: la ocupación del 100% de las plazas sentadas y de 3 personas por metro cuadrado de pie, en  los espacios habilitados para ello. 

“Metro, autobuses y también los aviones son medios de transporte de alta  capacidad y las autoridades sanitarias han establecido un factor de ocupación  para su uso seguro”, ha indicado Garrido. 

En la actualidad, la red de transporte público en la Comunidad de Madrid  registra 2,7 millones de viajes diarios. Esto significa que transporta la mitad del  número de viajeros que hace un año por estas fechas, con una oferta de trenes  y autobuses que es superior. 

Garrido ha recordado que ninguno de los rebrotes de COVID-19 en la  Comunidad de Madrid se ha vinculado al uso del transporte público. De hecho,  ha recalcado que las medidas de prevención frente al coronavirus ya forman parte de la larga lista de virtudes que ofrece el transporte público, “como la  frecuencia, la rapidez, la intermodalidad, la sostenibilidad ambiental o un precio  que está subvencionado en un 60%”. 

A su juicio, uno de los retos a corto plazo es desmantelar el prejuicio que pueda  existir contra el transporte público, poniendo en valor, precisamente, estas  ventajas. “La movilidad post-COVID dependerá de que vuelvan a utilizar el  transporte público quienes han dejado de hacerlo. En una sociedad como la  madrileña, la movilidad tiene que apoyarse principalmente en el transporte  público”, ha asegurado.  

ALTERNATIVAS Y FINANCIACIÓN 

Por eso, desde el Gobierno regional se están desarrollando distintas iniciativas  encaminadas a fomentar el uso del transporte público frente al vehículo privado.  Ejemplo de ello es la red de aparcamientos disuasorios Aparca+T, gratuitos si se  utiliza el transporte público en el día. O la futura incorporación de los títulos de  transporte a los teléfonos móviles.  

El consejero también se ha referido a la financiación del transporte público que,  en la Comunidad de Madrid, está soportada fundamentalmente por el Gobierno  regional. “No parece lógico que el 80% de las necesidades del Consorcio lo  sufrague la Comunidad, un 12% el Ayuntamiento de Madrid y sólo un 8% la  Administración del Estado”, ha apuntado Garrido, que ha hecho un llamamiento  a la cooperación entre instituciones.  

“Creo en la colaboración porque la experiencia nos dice que de ahí salen los  mejores proyectos y porque la lealtad institucional es una exigencia ética”, ha  concluido.

Deja un comentario