Compartir

La Comunidad de Madrid, a través de la Agencia Madrileña  de Atención Social (AMAS), ha vuelto a poner en marcha en el mes de marzo  las actividades al aire libre para personas con discapacidad intelectual, que  tuvieron que ser suspendidas hace un año coincidiendo con el comienzo de la  pandemia. En concreto se han retomado las rutas de senderismo, que forman  parte del programa deportivo implantado por el AMAS hace más de una década  para impulsar el ocio activo de los usuarios de los centros públicos  especializados en la atención integral a estas personas. 

En concreto, a lo largo del pasado mes de marzo cerca de 150 usuarios y  profesionales de estos centros han disfrutado de tres rutas de senderismo  alrededor de distintos parajes naturales de la región. Todos los participantes en  estas actividades han recibido la pauta completa de vacunación frente al  COVID-19 para que esta iniciativa se desarrolle con total seguridad. 

Las rutas, que permiten combinar ejercicio y naturaleza, están adaptadas a las  necesidades de los participantes y ofrecen tanto recorridos de senderismo inicial  como otros más avanzados. Las primeras salidas se han desarrollado en el  entorno de la Dehesa de Cercedilla y en la Laguna del Campillo, en el municipio  de Rivas-Vaciamadrid. 

Estas rutas de senderismo, que también se han programado para el mes de  abril, forman parte de la progresiva vuelta a la normalidad de la red de centros  de atención a la dependencia y a las personas con discapacidad de la  Comunidad de Madrid, que durante los últimos meses han mantenido algunas  actividades en formato online y que ahora vuelven a retomar propuestas de ocio  y tiempo libre presenciales para los usuarios.

Deja un comentario