Compartir

La Comunidad de Madrid, pese a la situación de crisis  sanitaria provocada por el COVID-19, ha seguido mejorando las instalaciones de  los seis centros de ejecución de medidas judiciales para menores y jóvenes que  están cumpliendo condena adscritos a la Agencia para la Reeducación y  Reinserción del Menor Infractor (ARRMI). Para ello, el Gobierno regional ha  invertido en torno a 210.000 euros este año. 

Parte de ese presupuesto ha ido destinado al aumento de la seguridad dentro  de los centros del ARRMI, como la instalación de cámaras de seguridad, la  adquisición de colchones ignífugos o el desmantelamiento de concertinas. En  otros casos, se ha tratado de la adquisición de equipamiento, como  electrodomésticos. Además, se han realizado importantes reformas que mejoran  las condiciones de estancia de los menores y jóvenes que cumplen su condena  en algunos de estos centros. 

El consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, ha conocido de  primera mano una de estas mejoras, durante la visita que ha realizado hoy al  centro ‘El Madroño’, donde este año se ha procedido a la reparación y  cerramiento de su pista deportiva, con un coste de 23.800 euros, si bien las  inversiones para este centro a lo largo de 2020 han alcanzado  aproximadamente los 45.000 euros. 

López ha aprovechado su presencia en ‘El Madroño’ para felicitar las fiestas  navideñas a los internos de los seis centros de la ARRMI, así como a sus  educadores y demás personal responsable de la reeducación y reinserción de  los menores y jóvenes infractores. Además, ha contemplado una muestra de los  trabajos de artesanía que cada año, por Navidad, realizan los internos y que  tradicionalmente se vendían en un mercadillo, que en esta ocasión no se ha  podido celebrar por causa de la pandemia. 

De los seis centros de ejecución de medidas judiciales adscritos a la Agencia  para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor, ‘El Madroño’ destaca por  su programa específico de atención a madres gestantes o con hijos menores de  3 años. 

212 INTERNOS Y 950 EN RÉGIMEN DE MEDIO ABIERTO 

Este año, al igual que en 2019, la ARRMI ha contado con un presupuesto de  38,5 millones de euros. El número de plazas que ofrecen sus seis centros de  ejecución de medidas judiciales están cubiertas al 80%, con un total de 212  menores y jóvenes en régimen de internamiento.  

El 87,68% de los internos son varones y el 12,32%, mujeres. En cuanto a su  nacionalidad, el 65,88% son españoles, frente a un 34,12 % de extranjeros.  

Además de los internos, en los centros del ARRMI cumplen actualmente  medidas judiciales de medio abierto y reparaciones extrajudiciales 950 jóvenes y  menores.

Deja un comentario