Compartir

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López, ha participado hoy en el solemne acto de imposición de la Gran Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort al decano del Ilustre Colegio de Procuradores de Madrid (ICPM), Gabriel María de Diego. Durante su intervención, ha manifestado que pocas personas como Gabriel María de Diego “merecen que se les conceda uno de los mayores honores del mundo de la Justicia”.

Foto proporcionada por la Comunidad de Madrid

Además, el consejero ha señalado que el decano del ICPM “ha conseguido que los procuradores madrileños no sean un eslabón más, sino una pieza fundamental de un engranaje que resulta fundamental para el mantenimiento de la libertad y la defensa de los derechos de los ciudadanos”. La distinción entregada hoy es la más alta condecoración de la Orden de San Raimundo de Peñafort para reconocer los méritos vinculados a la Justicia y al mundo del Derecho.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here