Compartir

La Comunidad de Madrid ha implantado por primera vez en su sanidad pública un dispositivo ocular pionero de liberación prolongada a un paciente con degeneración macular asociada a la edad (DMAE) de tipo neovascular. Se trata de la principal causa de ceguera legal -equivalente a una visión menor del 10%- en personas mayores de 50 años en España, además de una de las más prevalentes por encima de los 65. La intervención, por profesionales del Hospital público Universitario Puerta de Hierro Majadahonda, va dirigida al tratamiento crónico y sostenido de esta patología.

La operación ha consistido en la colocación de un pequeño implante (Port Delivery System – PDS) en el ojo a través de la esclera, en un procedimiento que dura entre 20-30 minutos. Además, ha sido realizada en quirófano, bajo anestesia local y por cirujanos especializados de la Unidad de Retina del Servicio de Oftalmología de este hospital público madrileño. Se trata de una cirugía ambulatoria que no precisa ingreso hospitalario.

A partir de entonces, sólo requiere acudir a la consulta dos veces al año para que el profesional sanitario pueda proceder a la recarga del aparato, que va liberando el tratamiento de forma progresiva y sostenida en el tiempo, de acuerdo con las necesidades del enfermo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here