Compartir

La red madrileña de oficinas de farmacia estará al servicio de los ciudadanos para realizar test rápidos de antígenos durante la pandemia. El Gobierno regional ha firmado sendos convenios de colaboración con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) y el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la 1ª Región, para la realización, de forma gratuita, de pruebas de detección de SARS CoV-2 a los usuarios o pacientes derivados por la Dirección General de Salud Pública y, en todo caso, siempre que no presenten síntomas de COVID-19.

A partir de la primera semana de febrero, los madrileños dispondrán de una nueva posibilidad diagnóstica gracias a la participación voluntaria de una selección de farmacias acreditadas, que cumple con los requisitos técnicos-sanitarios fijados por la Consejería de Sanidad, en la estrategia de detección precoz de la transmisión de la COVID-19 de la Comunidad de Madrid.

El presidente del COFM, Luis González Díez, ha agradecido la “voluntad política” del Gobierno autonómico y su “confianza” para poner en marcha una medida de Salud Pública que beneficiará a todos los madrileños y que “hace justicia a una profesión sanitaria de primera línea de atención”.

El presidente del COFM, Luis González Díez, intercambia el convenio de colaboración con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha resaltado el trabajo de los farmacéuticos que “en los momentos más duros de la pandemia estuvieron en el primer frente de batalla y, de hecho, muchos farmacéuticos fallecieron por atender a los ciudadanos”. Además, ha reprochado al Gobierno central el retraso en aprobar una medida que “ayudará a partir del 1 de febrero a luchar contra el virus”: “¿Por qué ahora y no el pasado 1 de diciembre?, ¿cuántas familias podrían haber evitado contagiarse en Navidad porque no tuvieron la oportunidad de hacerse una prueba en la farmacia?”, se ha preguntado.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha destacado igualmente el compromiso y colaboración de los profesionales sanitarios y de sus entidades colegiales que “servirá para fortalecer la estrategia de detección de contagios en un momento difícil como el actual”.

La Consejería de Sanidad proporcionará al Colegio un número suficiente de “test rápidos” para realizar la prueba a todas las personas que sean derivadas desde el Dirección General de Salud Pública a las oficinas de farmacia acreditadas para realizar test rápidos.

El consejero de sanidad, Enrique Ruíz Escudero, durante la comparecencia.

Participación en la estrategia de vacunación

Durante su intervención, el presidente del Colegio ha recordado que, desde el principio de la pandemia, los farmacéuticos madrileños se han puesto a disposición de las autoridades sanitarias para realizar y dispensar test rápidos frente a la COVID-19. Por ello, ha hecho un ofrecimiento a las autoridades y profesionales sanitarios para unir fuerzas y contar con los farmacéuticos como recurso sanitario para la vacunación contra la COVID-19, sin protagonismos ni falsos debates competenciales.

Gracias a la extensa red de farmacias y su disponibilidad y horarios de atención al público, los farmacéuticos están en condiciones de prestar un servicio esencial a la población y atender las necesidades diagnósticas de los ciudadanos tanto desde las oficinas de farmacia abiertas en barrios como en las zonas rurales.

Por último, Luis González no se ha olvidado de reivindicar “protección vacunal para los farmacéuticos”. “Somos claramente profesionales sanitarios de primera línea y, por ello, nuestro lugar natural de prelación para someternos a la vacunación es el grupo de primera línea”, ha señalado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here