Compartir
  • Acercará tratamientos novedosos y personalizados a pacientes para que mejoren los resultados de los
    tratamientos convencionales
  • Este recurso será referencia en el desarrollo de nuevas terapias para todo tipo de tumores sólidos
  • La investigación ha logrado aumentar la supervivencia en los últimos 20 años, alcanzando unas cifras globales de curación de más del 50%

La Comunidad de Madrid cuenta con una nueva Unidad de Terapias Experimentales en Cáncer en el Hospital público Clínico San Carlos que facilitará a personas diagnosticadas de una enfermedad oncológica acceder a tratamientos personalizados dentro de ensayos clínicos en fase precoz, que
permitan identificar biomarcadores para el desarrollo de nuevos fármacos.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha inaugurado hoy las instalaciones de esta nueva dotación, perteneciente al Servicio de Oncología Médica y en cuya financiación participa la Fundación CRIS contra el Cáncer con una aportación de 1,5 millones de euros en un periodo de seis años (2019-
2024).

Su objetivo es ser una referencia para el desarrollo de nuevas terapias para todo tipo de tumores sólidos, situando al paciente en el centro de su estructura. Para ello, dispone de todos los medios personales y materiales necesarios para proporcionar la mejor atención integral del enfermo candidato a ensayos clínicos en fase precoz, que requieren de una atención y cuidados más estrechos por las características de los nuevos tratamientos que se les ofrecen.

Médicos, profesionales de enfermería, farmacéuticos, otros profesionales sanitarios e investigadores atienden esta Unidad, dotada con equipos de proyección de sonido e imágenes relajantes para los usuarios, sala de recepción, sala de monitorización, dos consultas médicas y una de enfermería, un área de farmacia hospitalaria, hospital de día con capacidad para atender hasta ocho personas simultáneamente, un área de investigación y una sala de reuniones, ocupando una superficie total de 380 metros cuadrados construidos.

Su meta es poner en marcha ensayos clínicos con nuevas terapias para mejorar los resultados de los tratamientos convencionales, personalizándolos para su patología concreta. Se podrán desarrollar moléculas novedosas dirigidas a dianas específicas, con el fin de controlar su enfermedad con la menor toxicidad posible, tal y como ha explicado el jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico San Carlos, Pedro Pérez Segura.

Según ha detallado la oncóloga del Hospital Clínico San Carlos y responsable de la Unidad de Terapias Experimentales en Cáncer, Arancha Manzano, este recurso tiene una doble vertiente. Una clínica, que va a permitir desarrollar fármacos a través de ensayos clínicos en fase precoz, clave para el avance de la medicina actual y que supone una oportunidad para los pacientes oncológicos; y otra investigadora, que posibilita el desarrollo de proyectos propios de investigación en tumores sólidos al disponer de un laboratorio específico incluido en la unidad, con lo que se unen la investigación de laboratorio con la de medicamentos.

La investigación en cáncer ha logrado incrementar la supervivencia de estos pacientes en un 20% en los últimos 20 años, alcanzando unas cifras globales de curación de más del 50%. Estos avances se han alcanzado gracias a una mejora en el diagnóstico precoz y al interés creciente del desarrollo de
tratamiento individualizados e identificación de biomarcadores de respuesta a tratamientos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here