Compartir

La Comunidad de Madrid cuenta ya con 54 puntos municipales del Observatorio Regional contra la Violencia de Género, un recurso gestionado en colaboración con ayuntamientos y mancomunidades de toda la región para proporcionar una atención integral y personalizada a las mujeres víctimas de violencia de género, a sus hijos e hijas y a familiares dependientes de ellas. Estos centros atendieron en 2017 a 14.000 víctimas y a sus familias, ayudándoles a salir del ciclo de violencia que estaban padeciendo.

El presidente regional, Ángel Garrido, ha inaugurado hoy en Daganzo el nuevo Punto del Observatorio Regional de Violencia de Género, y ha conocido de primera mano el trabajo que se realiza en estas instalaciones, donde se presta atención psicológica y social a las víctimas.

“La apertura de este centro forma parte del programa de actividades ideado con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, para concienciar a la sociedad de que es un problema que nos afecta a todos”, ha señalado el presidente Garrido.

Estos puntos actúan con carácter descentralizado con el objetivo de garantizar la máxima proximidad a las víctimas, sus hijos y otras personas dependientes de ellas. Se les presta asesoramiento jurídico, atención psicológica y social, seguimiento de las órdenes de protección o resoluciones judiciales así como la derivación y acompañamiento a los servicios especializados.

Deja un comentario