Compartir

La pandemia ha sido dura tanto para los pacientes, como para el personal sanitario que se encarga de salir adelante en esta crisis mundial. España ha sufrido y sigue sufriendo una marcada crisis sanitaria y, en esta tercera ola, existe si cabe mayor inestabilidad con respecto a los sanitarios en Madrid y el hospital de emergencias Enfermera Isabel Zendal.

¿Qué es el Zendal y por qué los sanitarios no quieren ir?

El Zendal fue inaugurado desde el 1 de diciembre del 2020 y, desde ese momento, ha generado mucho de qué hablar. En un principio, este centro iría dirigido al cuidado de enfermos estables que contaran con la suficiente autonomía como para asearse.

Sin embargo, este fin no duró mucho y el Gobierno de Madrid anunció que también sería un centro de hospitalización para enfermos y pacientes que necesitasen estar bajo los cuidados de una UCI.

Desde las primeras ordenes al respecto, los sanitarios hicieron notar su descontento, ya que ser trasladado al Zendal supone un hueco más de personal en los hospitales y centros sanitarios de todo Madrid.

Además, el traslado de sanitarios se ha tornado forzoso y lleno de supuestos malos tratos que aumentan la aversión de todo el personal sanitario hacia el Hospital Zendal y sus formas de trabajar.

La crisis sanitaria se ve aún más acentuada

Con todo el tema del Zendal y la orden de que no se puede contratar sanitarios que hayan rechazado pertenecer a esta unidad de emergencia, la crisis se acentúa notablemente.

El traslado forzoso de sanitarios y en contra de las necesidades de todos los hospitales de Madrid hacia el Zandal, ha provocado deficiencias importantes en los diferentes centros sanitarios de la capital.

De hecho, la crisis se acentuada hasta tal punto que algunos de los afectados por Covid han decidido contratar servicios de cuidados en hospitales, para garantizarse que disponen de todo lo que requieren mientras estén internados.

El sistema sanitario está al borde del colapso en esta tercera ola que manifiesta ser más contagiosa que las anteriores y que hace aumentar exponencialmente el número de afectados. Básicamente, se ha visto mermado el equipo y los medios para que los centros sanitarios de Madrid puedan hacerle frente a esta nueva ola de contagios.

El personal sanitario se mantiene bajo la mira

Son muchos los sanitarios que han decidido rechazar su traslado hacia el centro de emergencias Isabel Zendal, mientras otros han sido sometidos a un traslado forzoso para no perder su trabajo y apoyo durante el Covid.

Incluso aquellos que aún no han sido informados sobre que vayan a ser traslados se mantienen con miedo de que llegue el día y les toque tomar la difícil decisión: ¿se van y dejan el centro hospitalario sin una persona más? ¿o deciden rechazar el traslado?

De acuerdo al personal sanitario, rechazar la asistencia al centro Zendal no es una opción, ya que podría conllevar represalias contundentes por parte de la administración, aunque esto es algo que desde la Comunidad de Madrid niegan.

Es inconcebible esta situación, especialmente cuando los centros hospitalarios se ven afectados por la merma de personal que pueda atender las emergencias. Si es verdad que no hay suficientes recursos, ni especialistas que puedan hacerle frente a esta tercera ola, es algo realmente preocupante.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here