Compartir

La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura ha detectado hoy el primer caso de gripe aviar de la región. En esta ocasión se trata de una variante con baja capacidad de transmisión a seres humanos encontrada en un ave silvestre migratoria muerta que ha sido recogida por los agentes forestales en el embalse de Pedrezuela.

Pese a su escasa capacidad de contagio, la Dirección General de Agricultura, Ganadería y Alimentación va a reforzar la bioseguridad y la vigilancia en las explotaciones avícolas, con medidas que serán aprobadas por una próxima resolución de la Consejería y que se mantendrán hasta el 30 de abril, de forma que se identifique lo antes posible cualquier sospecha relacionada con este virus.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here