Compartir

La Comunidad de Madrid mostró ayer su apoyo a los afectados por el síndrome 22q11, una enfermedad catalogada como poco frecuente, que este 22 de noviembre celebra su Día Internacional para concienciar y sensibilizar a la sociedad acerca de este trastorno genético y promover la investigación sobre su tratamiento. Para ello, se iluminará de rojo esta noche la fachada de la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional.

Las personas con el síndrome 22q11, fundamentalmente niños, presentan problemas clínicos habituales como cardiopatías congénitas, dificultades en la alimentación desde el nacimiento, retraso psicomotor, infecciones de repetición, voz nasal por insuficiencia velopalatina, malformaciones renales y mayor frecuencia de asociación con enfermedades autoinmunes, defectos de refracción visual y dificultades de aprendizaje, lo que afecta a las relaciones con otros niños en su entorno.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here