Compartir

El partido local independiente, Unión por Leganés (ULEG), revela «un nuevo escándalo del contrato de zonas verdes», como así indican, que fue adjudicado el pasado mes de diciembre a la misma empresa que hasta ahora lo venía desarrollando, y antes de celebrarse la Mesa de Contratación del Ayuntamiento de Leganés para su estudio y, en su caso proponer a la Junta de Gobierno la adjudicación.

El 17 de noviembre de 2020 el Grupo Sando publicaba en su web la renovación de Althenia para la conservación de las zonas verdes de Leganés por dos años más. Según la ULEG, «lo realmente curioso es que esta publicación se realizó 24 horas antes de celebrarse la propia Mesa de Contratación».

El portavoz de ULEG, Carlos Delgado, ha querido destacar «¿cómo podía saber la empresa matriz de Althenia, un día antes de reunirse la Mesa de Contratación, que la documentación presentada era correcta y que se le “daría” el contrato? ¿Son visionarios?». A su vez define que «quien realmente adjudica los contratos municipales no es la mesa de contratación (que propone), sino la Junta de Gobierno, presidida por el alcalde Llorente, que se reunió para aprobar esta nueva adjudicación el pasado 1 de diciembre, es decir, 13 días más tarde».

“Sincronicidad, con cuatro años de retraso”

En 2016 se adjudicó a Althenia el mantenimiento de zonas verdes. La empresa recibió mayor puntuación por asumir una serie de mejoras sin coste para el Ayuntamiento. Entre esas mejoras estaba el ajardinamiento y la construcción de un carril ciclista en la calle Estaño. El plazo de ejecución era de cuatro meses desde el inicio del contrato, por lo que la obra debía haber sido entregada como máximo el 25 de febrero de 2017. Sin embargo, como así explican, «con el contrato finalizado desde el 24 de octubre de 2020, la obra está aún a medio hacer».

El portavoz de ULEG califica como «curiosa sincronicidad» que la empresa instalara el vallado para el comienzo de estas obras, valoradas en más de 170.000 euros, un par de días antes de publicarse el nuevo proceso de licitación y los pliegos del nuevo contrato de zonas verdes en el Diario Oficial de la Unión Europea. Y afirma, «hemos pedido explicaciones, en múltiples ocasiones y sin respuesta, del motivo por el que la empresa Althenia no había ejecutado una mejora del contrato”.

Cuando se producen incumplimientos de un contrato puede acarrear no solo algún tipo de sanción, sino que puede suponer dificultades para volverse a presentar a nuevas licitaciones,  «algo que inexplicablemente no suele suceder en el Ayuntamiento de Leganés», ha concluido el portavoz.

A la espera de resolución del TACP

La reciente adjudicación de diciembre del nuevo contrato de zonas verdes realizada por la Junta de Gobierno, que preside Santiago Llorente, se encuentra momentáneamente suspendida por un recurso de otra empresa licitadora ante el Tribunal Administrativo de la Contratación Pública (TACP) de la Comunidad de Madrid. ULEG está valorando llevar a la Justicia este asunto no solo para que se estudien las responsabilidades de los retrasos, sino por no haberse aplicado en la modificación del anterior contrato la rebaja ofertada por la empresa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here