Compartir

El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha reivindicado hoy el legado de la Transición como herramienta para comprender los desafíos del futuro y ha defendido la necesidad de ampliarlo y transmitirlo a las próximas generaciones como un compromiso que todos debemos asumir. “Conocer la Historia es la mejor manera de combatir los populismos que quieren hacer de la desmemoria la plataforma para imponer sus ideologías excluyentes”, ha subrayado.

Garrido ha hecho estas observaciones durante su intervención en el acto de entrega del Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2017, que ha sido concedido al historiador Santos Juliá por su obra ‘La Transición’, editada por Galaxia Gutenberg.

El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid ha destacado el rigor conceptual de Juliá como su principal instrumento de trabajo y su mejor tarjeta de presentación. “Somos muchos los lectores que recurrimos a Santos Juliá como fuente para entender la España de los siglos XX y XXI. En sus textos encontramos claves para interpretar hechos y acontecimientos de nuestra Historia”, ha señalado.

En este sentido, ha apuntado que la gran aportación del libro de Juliá es el enfoque con el que presenta la Transición, al ampliar sus límites temporales, situando sus inicios en 1937 y prolongando el proceso hasta nuestros días. “No tengo la menor duda de que, desde el mismo inicio de la Guerra Civil, ya hubo españoles que comenzaron a trabajar en favor de la reconciliación. Un testigo que acabó recogiendo el conjunto de la sociedad española, verdadera protagonista de este éxito colectivo”, ha explicado.

Para Garrido, al incluir el presente dentro del periodo de la Transición, el historiador está involucrando a todos en la labor de construir un futuro desde el consenso. “Ese es el desafío al que nos enfrentamos. Porque la Transición, entendida como los principios y valores que la han hecho posible, no es pasado.

También es futuro. Nuestros padres y abuelos fueron parte de ella, de la misma manera que nosotros tenemos la obligación de asumir ese legado y ampliarlo para transmitirlo a las próximas generaciones”, ha afirmado.

A su juicio, se trata de un compromiso que todos debemos asumir, “porque conocer la Historia es la mejor manera de combatir los populismos que quieren hacer de la desmemoria la plataforma para imponer sus ideologías excluyentes”. “Afortunadamente, en este libro encontramos los argumentos necesarios para desmentir a los que quieren reconstruir un pasado distorsionado, al servicio de sus propios objetivos”, ha puntualizado.

Garrido ha concluido su intervención dando las gracias a la Fundación Francisco Umbral, por mantener vivo el legado de un escritor “que, en sí mismo, es parte de la Transición”, así como a Unidad Editorial, al diario El Mundo y al Grupo Planeta, como artífices de este premio.

Al acto, que se ha celebrado en la Real Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid, han asistido, entre otros, la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor; la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados; el consejero en funciones de Cultura, Turismo y Deportes, Jaime de los Santos; la presidenta de la Fundación Francisco Umbral y viuda del escritor, España Suárez; y el alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá.

Deja un comentario