Compartir

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció el pasado lunes 25 de abril un protocolo con Caixabank para extender el servicio de oficina bancaria móvil a 41 municipios de la región, ofreciendo asistencia financiera presencial y personalizada a más de 62.000 vecinos. “Luchar contra la despoblación no es solo un lema que se pone de moda según las circunstancias. Este es un reto que tenemos que afrontar siempre entre todos y que va en la línea que da sentido a nuestro gobierno, el de la libertad”, ha señalado.

Lo ha hecho tras visitar Villamantilla, donde la presidenta ha conocido el funcionamiento y las prestaciones que ofrecen estas unidades, un recurso que hace posible realizar operaciones tan habituales como retirar efectivo o cambio, hacer ingresos o pagar recibos e impuestos. Así, en colaboración con esta entidad que ha puesto en marcha los ofimóviles, el Gobierno regional ha conseguido llevar esta iniciativa a poblaciones de entre 1.000 y 5.000 habitantes que carecían de una sucursal o de un cajero.

Como ha explicado la presidenta, esta oficina es “fundamental”, especialmente para los más mayores, para solucionar uno de los muchos problemas que tienen los vecinos de Madrid y de pequeños municipios de toda España cuando viven más alejados de las grandes urbes. “El estado de bienestar ha de servir para todos, especialmente para aquellos que se quedan atrás o que tienen necesidades especiales y no todo el mundo tiene acceso a Internet o no todo el mundo puede saber utilizarlo”, ha indicado.

Se trata de una herramienta clave para garantizar la igualdad de derechos y oportunidades de todos madrileños, sin que puedan existir diferencias por el que lugar en el que vivan y garantizando la no exclusión financiera de las zonas rurales, al preservar la relación directa con el ciudadano que reside en este tipo de entornos agrícolas y ganaderos.

Díaz Ayuso ha explicado que este protocolo incluye nuevos compromisos de la entidad financiera: no se va a eliminar ningún cajero en municipios que ya dispongan de este servicio y se aumentarán las visitas de la oficina móvil a demanda en el día a día, si es necesario. Ahora mismo, la unidad móvil realiza un recorrido de 3.100 kilómetros de media al mes; y es accesible, pues dispone de una plataforma elevadora para facilitar la entrada a los usuarios con dificultades de movilidad, en su mayoría personas mayores de 60 años, que representan el 72% de los clientes.

Los municipios en los que actualmente se presta este servicio son: Ambite, Batres, Cabanillas de la Sierra, Colmenar del Arroyo, Santa María de la Alameda, Serranillos del Valle, Torremocha de Jarama, Venturada, Villamantilla y Villanueva de Perales, que se han incorporado en este primer cuatrimestre del año. Además, hay que sumar las localidades de Anchuelo, Brea de Tajo, La Cabrera, Canencia, Carabaña, Casarrubuelos, Corpa, Fresnedillas de la Oliva, Fresno de Torote, Garganta de los Montes, Lozoyuela-Navas-Sieteiglesias y Montejo de la Sierra.

Igualmente, otras de las poblaciones beneficiadas son Navalafuente, Orusco de Tajuña, Pezuela de las Torres, Pozuelo del Rey, Ribatejada, Santorcaz, Los Santos de la Humosa, Talamanca de Jarama, Titulcia, Valdaracete, Valdeavero, Valdelaguna, Valdemanco, Valdepiélagos, Valverde de Alcalá, El Vellón, Villamanrique de Tajo, Villar del Olmo y Rozas de Puerto Real.

En función de la demanda, la oficina bancaria móvil realiza estas rutas entre una y cuatro veces al mes, contando con recorridos diarios diferentes. Estas sucursales están operativas en horarios de 08:00 a 17:15 horas, de lunes a jueves y los viernes desde las 08:00 hasta las 14:30 horas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here