Compartir

La Comunidad de Madrid ha reclamado al Gobierno Central “una drástica reducción de hasta el 80% del índice de rendimiento de los módulos de IRPF aplicables a las actividades agrarias madrileñas, si la producción se ha visto afectada más de un 70%, para que agricultores y ganaderos puedan hacer frente a los daños ocasionados por la borrasca Filomena”. Así lo ha anunciado la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, durante su visita al municipio de Estremera, donde ha podido comprobar los efectos del temporal en una explotación olivarera.

Durante el recorrido, la consejera ha estado acompañada por el director general de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Rafael García, y el gerente del IMIDRA, Sergio López, y ha explicado que “el Gobierno regional está al lado de agricultores y ganaderos, a los que ofrece 11 medidas con una inversión de 16 millones de euros para apoyar al sector agroalimentario y a su industria asociada”.

En este contexto, la consejera ha exigido al Gobierno de España –de quien ha dicho que se encuentra “nuevamente desaparecido”–, que declare a la región “zona catastrófica, con la consiguiente asignación de créditos para el sector”.

APOYO ECONÓMICO AL SECTOR

La titular madrileña de Medio Ambiente ha explicado que “las primeras estimaciones de daños ascienden a 46 millones de euros” y ha detallado las 11 medidas –algunas ya incluidas en el Plan Terra– que el Gobierno regional pone a disposición del sector, por considerarlo “estratégico por su aportación a la economía, al desarrollo rural y al medio ambiente”.

Estas medidas se han dividido en cuatro bloques, el primero de ellos engloba tres líneas de ayudas directas dotadas con 10,5 millones de euros para que agricultores y ganaderos puedan reponer aquellas infraestructuras y maquinaria dañadas por las nevadas y, al mismo tiempo, facilitar a las industrias agroalimentarias que adecuen y modernicen sus instalaciones por los daños ocasionados por las nevadas y puedan aumentar el valor añadido de los productos agrícolas. Este primer paquete de actuaciones permitirá también financiar inversiones en infraestructuras agrarias de uso común que quieran llevan a cabo los ayuntamientos de la región.

El segundo bloque, con una dotación de 2,7 millones de euros, tiene como objetivo, a través de dos medidas específicas, facilitar financiación a pymes y autónomos del sector en condiciones ventajosas, a través de avales que financien los gastos generales y préstamos que aporten liquidez suficiente. En esta primera línea, se incluye la firma de un convenio con Avalmadrid para la constitución de un fondo específico de un millón de euros, con el que se podrán movilizar 10 millones de euros, que facilite el acceso a la financiación.

La segunda línea de este bloque “está orientada a fomentar la contratación de seguros agrarios”, para que “el mayor número de agricultores y ganaderos tengan cubiertos este tipo de daños, en caso de que se produzcan fenómenos atmosféricos adversos”, ha señalado la consejera, quien ha avanzado que el Gobierno regional “va a duplicar este presupuesto hasta llegar a 1,7 millones”. Además, ha asegurado que las ayudas se concederán en el momento en el que el interesado suscriba la póliza, y no a año vencido.

El tercer bloque de las ayudas, dotado con 3 millones de euros, estará destinado a la puesta en marcha de Estrategias de Desarrollo Local para mejorar servicios públicos, así como para impulsar el desarrollo de nuevos proyectos en los municipios rurales.

Por último, y dentro del cuarto bloque, la Comunidad de Madrid aprobará un conjunto de medidas específicas para el sector del olivar, especialmente dañado estos días al encontrarse en plena fase de recolección. Entre ellas, la donación de 15.000 plantones de olivo, la asistencia técnica a los olivareros y la solicitud de la Denominación de Origen Aceite de Madrid. Todas estas ayudas al sector primario madrileño se suman a otras actuaciones del Gobierno autonómico, como el Plan de Choque aprobado en abril con 10 medidas específicas para abordar los efectos del COVID-19, del que ya se ha ejecutado el 100% de su presupuesto. A ello hay que añadir además el Plan Terra, aprobado el pasado mes de febrero, dotado con 100 millones de euros con 50 medidas para apoyar a la agricultura, la ganadería y el desarrollo de los entornos rurales de la región.

AYUSO ANUNCIA 16 MILLONES EUROS EN AYUDAS PARA EL SECTOR AGRARIOALIMENTARIO

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado en su visita en Colmenar del Arroyo que el Ejecutivo regional destinará 16 millones de euros en ayudas para que agricultores y ganaderos puedan hacer frente a las pérdidas ocasionadas por el paso de la borrasca Filomena en el sector primario y su industria asociada. “Son ayudas para el sector primario, tan afectado estos días, especialmente el olivo”, ha detallado.

Díaz Ayuso ha explicado que el Ejecutivo regional aprobará un paquete de ayudas para este sector que incluye 11 medidas, algunas ya previstas en el Plan Terra, como la “donación de plantones, partidas para reponer instalaciones y maquinaria agrícola, fomentar la contratación de los seguros y solicitar al Gobierno de España deducciones fiscales de los módulos en el IRPF a las actividades agrarias”, ha explicado. De esta manera, el Ejecutivo autonómico refuerza así su compromiso con este sector estratégico en el medio rural y contribuye a mitigar los efectos negativos que ha originado el temporal.

Deja un comentario