Compartir

Madrid es una de las ciudades  europeas que más atractivos ofrece a todos sus visitantes, tanto si la  miramos desde el ocio más cosmopolita y moderno, hasta la profundidad de  sus raíces históricas, sin olvidar su relevante oferta cultural. Por  eso, no es de extrañar que el flujo de turistas y visitantes sea  continuo. Su oferta de alojamientos es especialmente variada, tanto en  hoteles, pensiones u hostales. Sin embargo, la mejor opción son los Apartamentos en Palacio Real, espacios únicos y en pleno corazón de Madrid.

Así que aprovechando la cercanía con  el Palacio Real vamos a contarte algunas curiosidades sobre este  histórico lugar. ¿Te apetece acompañarnos?

El Palacio Real de Madrid, el más grande de Europa

Muchos son los que desconocen que el Palacio Real de Madrid es el palacio en funcionamiento más grande de Europa,  ni siquiera el de Buckingham ni el de Versalles le ganan en  dimensiones. De hecho, y como curiosidad, cuenta con 3418 habitaciones.  Fue inaugurado por Carlos III el 1 de diciembre de 1764, después de  varias décadas en construcción.

Se trata de uno de los lugares más  visitados por el turismo que llega hasta Madrid, aunque es cierto que no  se puede ver en su totalidad, sí se tiene acceso a aquellas salas en  las que se encuentran innumerables tesoros. Una de las más impactantes  es la Sala de la Corona.

Pero el palacio está lleno de curiosidades, casi legendarias, que pueden rozar, incluso, la comicidad. ¿Te apetece conocer algunas?

Las 5 mejores curiosidades sobre el Palacio Real de Madrid

1. Napoleón visita a su hermano

Desde que Carlos III fuera el primer  Borbón en alojarse en el palacio, todos los demás reyes de la familia  residieron en esta imponente edificación. Solo uno de ellos no fue  Borbón: José I, más conocido como Pepe Botella. Según se cuenta, en 1809  recibió la visita de su hermano Napoleón, que quedó impactado con solo ver la escalinata principal y, por lo visto, exclamó: «¡Hermano mío, tú estás mejor alojado que yo!». Evidentemente, nada comparable con el palacio de Versalles.

2. Las estatuas de la cornisa

Después de tallar 108 estatuas para adornar la cornisa del palacio,  Carlos III ordenó retirarlas debido a que la reina madre, Isabel de  Farnesio, tenía un sueño recurrente: un terremoto sacudía Madrid y las  estatuas caían sobre ella provocándole la muerte. Es así como fueron  enterradas en el olvido hasta que llegó Isabel II y las desempolvó,  llevándolas a otros puntos de Madrid.

3. Un exorcismo en el Palacio Real

Es necesario decir que antes de ser  Palacio Real, se trataba de un Alcázar construido por los entonces  dirigentes musulmanes. Un incendio lo destruyó en 1734 y el primer rey  Borbón, Felipe V ordenó construir sobre esas tierras, el palacio actual,  siendo el primer habitante Carlos III. Sin embargo, cuenta la leyenda  que, durante la construcción, Felipe V ordenó que se realizara un exorcismo debido a los continuos gritos, sonidos extraños y apariciones que  parecían venir de ultratumba. Para muchos eran las almas de los últimos  moradores musulmanes que vivieron en el antiguo alcázar.

4. Los múltiples usos del Salón de las Columnas

Una de las estancias más importantes  del palacio es el Salón de las Columnas. Es por todos conocida gracias a  los importantes acontecimientos que se celebran en la actualidad,  relacionados con la monarquía. Uno de los últimos, la abdicación del rey  Juan Carlos I.

Sin embargo, pocos conocen que durante los primeros años del palacio era usado todos los Jueves Santo para la celebración del Lavatorio y Comida de Pobres, acto en el que los reyes escogían a 25 indigentes a los que les lavaban los pies y les daban de comer.

5. Las Reales Cocinas y su última función

Es otro de los espacios que también  se puede visitar desde 2012, ya que dejaron de funcionar hace  relativamente poco tiempo. Su última función fue para la boda de Felipe VI y Letizia, en la que sirvieron como apoyo al catering que se dio durante el banquete, celebrado en el patio del palacio.

Seguro que tras estas pequeñas  historias te han entrado unos deseos irrefrenables de visitar el Palacio  Real y Madrid, así que no lo pienses más, busca el mejor alojamiento y  déjate llevar por todos los atractivos que te ofrece la capital de  España.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here