Compartir

Agentes de la Guardia Civil han interceptado dos maletas con 96 teléfonos de procedencia sospechosa en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas en una actuación que tuvo lugar el pasado 28 de enero a la llegada de un vuelo procedente de Río de Janeiro, tras detectar en las medidas de seguridad una irregularidad en ambos bultos.

Una vez localizado el propietario del equipaje y tras seguir el protocolo de actuación pertinente, se procedió a su intervención, investigando al por un supuesto delito de receptación.

Los agentes se encuentran investigando la procedencia de los terminales a través de INTERPOL y se ha remitido un listado completo al país de origen para determinar si pudieran proceder de actos ilícitos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here