Compartir

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha visitado hoy las nuevas Urgencias Pediátricas del Hospital Universitario La Paz, que han sido completamente reformadas, tanto en estructura como en concepto, con cerca de 1,5 millones de inversión, y que entrarán en funcionamiento la próxima semana con un 70 % más de espacio.

Durante su visita, acompañada por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, Cifuentes ha renovado su compromiso de “seguir trabajando sin descanso en la mejora de nuestra sanidad pública” y ha expresado su certeza de que en este hospital madrileño, “que está objetivamente considerado como el mejor de España y uno de los mejores complejos hospitalarios del mundo”, los pacientes “encontrarán la mejor atención médica posible y una asistencia cada vez más humanizada y con más medios”.

“En este hospital celebramos la vida, nuestra vida, los miles y miles de personas que aquí hemos recibido la mejor atención médica en situaciones extremas y que gracias a esos cuidados hemos podido salir adelante; nunca dejaré de daros las gracias”, ha señalado Cifuentes, que ha aprovechado su visita para destacar que el Gobierno regional “va a invertir 106 millones de euros en la modernización de los hospitales madrileños en 2018“.

 

ESPACIO HUMANIZADO DESDE EL INICIO

El proyecto, en consonancia con el programa de Responsabilidad Social Corporativa del hospital, ha contemplado la creación de ambientes agradables yrelajados para favorecer la recuperación del paciente al reducir algunos parámetros como ansiedad, dolor o tensión arterial y hacer más fácil la situación a los padres y familias.

Por ello, se ha incluido un proyecto completo de decoración y humanización cuyo hilo conductor, denominado Al cobijo de los árboles, es la naturaleza, sus materiales como la arena y la madera y una gama cromática con colores serenos y luminosos que transmiten vida y positividad.

Los espacios están ambientados de forma que se coordinan la estructura y el mobiliario. Los boxes de exploración representan un árbol y cada uno tiene un color que transmite luz (amarillo), naturaleza (verde), confianza (turquesa), optimismo (naranja) o fuerza (rojo). El mobiliario también se ha seleccionado especialmente para estos espacios, como las bancadas de la sala de espera con líneas curvas suaves que permiten al niño tumbarse junto a sus padres

Deja un comentario