Compartir

En septiembre de 2019, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid declaró nulo de pleno derecho el Plan Parcial de Reforma Interior (PPRI) del Área de Planeamiento Remitido 07.09 TPA Raimundo Fernández Villaverde, en el distrito de Chamberí, al admitir parcialmente el recurso interpuesto por Ecologistas en Acción. El Ayuntamiento de Madrid y la entidad promotora Residencial Maravillas Sociedad Cooperativa Madrid, recurrieron esa sentencia ante el Tribunal Supremo.

Mediante sentencia de fecha 16 de febrero de 2021 de la Sección Quinta de la Sala Contencioso-Administrativa, notificada ayer 25 de febrero a Ecologistas en Acción, el Tribunal Supremo desestima los recursos de casación y ratifica la nulidad de pleno derecho del PPRI.

El PPRI anulado, supuso la transformación de la manzana comprendida entre las calles Raimundo Fernández Villaverde, Modesto Lafuente, Maudes y Alonso Cano, en el distrito de Chamberí, pasando de dotacional de la administración a residencial privado. Sobre estos terrenos de 14.569 metros cuadrados de superficie, se permite una edificabilidad de 54.225 metros cuadrados, lo que se traduce en 450 viviendas de lujo. Todo ello, sin incluir reserva para viviendas con algún régimen de protección. Esta ausencia, es precisamente lo que ha supuesto su nulidad definitiva.

La sentencia del Tribunal Supremo ratifica la sentencia anterior del TSJM en este aspecto y admite los argumentos defendidos por Ecologistas en Acción. El PPRI omitió la reserva de suelo necesaria destinada a vivienda sujeta a algún régimen de protección pública impuesta por la legislación básica . La sentencia, en contra de lo que defendían el Ayuntamiento de Madrid y la promotora, Residencial Maravillas, Sociedad Cooperativa Madrid considera que el PPRI produce una auténtica transformación del ámbito y, por ello, debe estar dotado de las infraestructuras y dotaciones públicas en relación directa con las necesidades del área en la que se localiza. La sentencia es firme y no cabe recurso.

Ecologistas en Acción muestra su satisfacción por el fallo judicial, aunque llega tarde. Sobre los terrenos en los que hoy se levantan los bloques de viviendas casi finalizadas, se encontraba el Taller de Precisión de Artillería, un edificio militar de estilo neomudéjar, originario de 1899 que fue demolido en su totalidad. Solo se conserva -gracias a los trabajos de investigación de la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio- el refugio antiaéreo y el polvorín, construidos en el subsuelo, durante la Guerra Civil.

La organización lamenta que la aprobación definitiva fuera llevada a cabo por el Gobierno municipal de Ahora Madrid, sin atender las peticiones vecinales y de colectivos ecologistas y de protección del patrimonio y la oposición de parte de los concejales del grupo municipal. El 27 de noviembre de 2015, fecha en la que se aprobó el PPRI en el pleno, seis concejales de Ahora Madrid, junto con el Grupo municipal Socialista votaron en contra, pero la mayoría del resto de concejales de Ahora Madrid, junto a los votos de los grupos Popular y Ciudadanos, permitieron que se aprobara un proyecto ilegal. Ahora, la organización, considera que las nuevas viviendas deberían ser demolidas.

Deja un comentario