Compartir

El último año de carrera engloba un gran reto para los estudiantes universitarios: entregar su Trabajo de Fin de Grado (TFG). Este proyecto final encierra grandes obstáculos para los alumnos. Muchos de ellos no se sienten lo suficientemente preparados para afrontar este desafío ni cuentan con el apoyo de sus profesores. La mayoría echan en falta el enfoque práctico de los conocimientos adquiridos en el plan de estudios para poder plasmarlos adecuadamente en su proyecto. Es por ello, que muchos alumnos y alumnas se ven obligados a buscar ayuda fuera de las aulas.

Con el objetivo de ofrecer a los estudiantes apoyo académico e impulsarles a finalizar su etapa universitaria, TUTFG pone a su disposición a todo su equipo de investigadores y tutores académicos. TUTFG es una academia online especializada en el asesoramiento de trabajos universitarios. “Nos dimos cuenta de que algo estaba fallando en el sistema educativo y decidimos poner nuestro granito de arena para ayudar a los alumnos”, explica Javier González, responsable de la academia. Y continúa: “La gran mayoría acude a nosotros porque se sienten perdidos y abrumados con su trabajo final”.

Esta institución académica se encarga de guiar y orientar a los alumnos con su proyecto académico en cada fase del desarrollo, desde la elección del tema, búsqueda de información y bibliografía, revisión de las citas y referencias (normas APA, Vancouver, ISO…), aplicación de la metodología hasta el guion para la defensa. Ofrecen un servicio completo de asesoramiento individualizado y personalizado enfocado en las necesidades de cada estudiante y carrera. Por ello, son capaces de ayudar a los alumnos indiferentemente del punto en el que se encuentre su proyecto. “Los estudiantes suelen acudir a nosotros porque no tienen ni idea de por dónde empezar. Y a veces el tutor o tutora de la universidad no les presta suficiente atención. En ese caso, les asesoramos con el tema y elaboramos una planificación del contenido y los tiempos para que sean conscientes de todos los pasos que deben seguir para acabar su trabajo”, puntualiza González.

Además, los estudiantes también tienen la posibilidad de comprobar si su proyecto cumple con los estándares de calidad. Los expertos de TUTFG se encargan de examinar que el trabajo se adecua a los requisitos de la titulación, el tipo de TFG y la normativa de la universidad; que no incluye errores ortográficos, e incluso revisan que el documento esté libre de ‘copia y pega’. Este servicio se apoya en redactores profesionales y en el uso de la herramienta de Turnitin, el software de detección de plagio más utilizado por las universidades españolas y europeas para verificar la originalidad de los trabajos académicos.

¿Cómo funcionan las tutorías para el TFG?

Entre las grandes ventajas del servicio de TUTFG es que el asesoramiento es 100% online. El alumno sólo debe ponerse en contacto con la academia a través de su web y detallar cuáles son sus necesidades.

Una vez que los asesores conocen la situación del estudiante universitario y qué tipo de ayuda requiere su proyecto, se le asigna un investigador académico experto en el área en el que se desarrolla el trabajo (Ciencias Sociales, Ciencias de la Salud, Ingeniería, Arquitectura…) y comienzan a trabajar telemáticamente mediante asesorías con conferencias y soporte por correo electrónico.

Uno de los puntos positivos de TUTFG es las facilidades de pago que ofrece. El estudiante adquiere cada asesoría de manera individual. De esta forma, no está obligado a obtener un número concreto de tutorías y siempre puede elegir cuántas quiere llevar a cabo en función de sus necesidades.

En sus diez años de trayectoria, TUTFG ha conseguido ayudar a miles de estudiantes a entregar su proyecto para que alcancen su mayor meta: conseguir su anhelado título universitario.

Deja un comentario