Compartir

El Ayuntamiento de Madrid, a través del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, ha participado en el estudio publicado sobre la ‘Lucha contra la pobreza infantil en las ciudades europeas’, elaborado por la organización Eurocities dentro de la campana ‘Ciudades inclusivas para todas y todos’. Un documento en el que 35 ciudades de 18 países de la Unión Europea han colaborado aportando las situaciones de vulnerabilidad de los niños y adolescentes de sus municipios y la forma de paliarlas.

Del estudio se desprende que la pobreza infantil tiene una clara dimensión territorial y que las ciudades tienen un papel crucial en la ruptura del llamado “ciclo de la desigualdad”. 

En él se constata que los menores que viven en barrios o zonas deprimidas tienen entre tres y diez veces más riesgo de sufrir pobreza. Para romper esa desigualdad hay que establecer una serie de mecanismos que faciliten el acceso a la educación en edad temprana (Educación Infantil, 0-3 años), la atención a las familias vulnerables con diferentes servicios de apoyo y ayudas económicas, promover la salud y prevenir la obesidad con programas de alimentación saludable, coordinar la acción público-privada y el voluntariado, apoyar el derecho a la cultura y el ocio educativo y crear programas innovadores para atender nuevas problemáticas.

Análisis y estrategias

El estudio comienza analizando la situación de la pobreza infantil en las grandes ciudades y los parámetros de medida que se utilizan en los diferentes municipios para calibrarla. En la mayoría de las ciudades esta medición se centra en la vulnerabilidad económica de la infancia sobre la base de los ingresos familiares, aunque en otras como Madrid se toman en cuenta, además, indicadores sociales o culturales. El documento subraya cómo la ciudad de Madrid ha creado un nuevo indicador basado en la vulnerabilidad territorial en el que se observan los contrastes del riesgo de pobreza infantil entre los 21 distritos madrileños y sus barrios. 

En otro de los apartados desgrana las estrategias municipales para combatir la pobreza infantil, destacando la prevención y la participación de los menores. Madrid acaba de aprobar su IV Plan Local de Infancia y Adolescencia 2020-2023, con 255 medidas y más de 625 millones de euros. Próximamente se presentará a UNICEF para renovar el sello de ‘Ciudad amiga de la Infancia’ que ostenta desde 2008.

Áreas de intervención

Las principales áreas de intervención que destaca el documento para paliar la situación de los niños son la accesibilidad y calidad de los cuidados infantiles y los servicios de apoyo a las familias, nutrición, salud mental y física; la vivienda segura y adecuada y el entorno urbano; y la participación en deportes, cultura y actividades de ocio.

Por otro lado, aborda los programas específicos de apoyo a la infancia en situación de vulnerabilidad: familias en riesgo de exclusión, niños de origen extranjero, menores con medidas de protección, apoyo a la infancia con discapacidad o necesidades especiales, muy presentes en casi todas de las 35 ciudades participantes en el estudio.

Respecto a los presupuestos con los que las ciudades abordan estas cuestiones, las dificultades y los retos, la mayoría desarrollan sus programas con financiación propia, con algunos apoyos de las administraciones regional y estatal y una escasa financiación europea.

Además, hace una exposición de las medidas tomadas por los ayuntamientos para mitigar los efectos de la COVID-19 en la infancia con actuaciones de emergencia para proporcionar alimentación adecuada, ayudas económicas, educación infantil online y equipos informáticos entre otras acciones.

Garantía Infantil

El informe aborda conclusiones y recomendaciones para apoyar la creación del Programa Europeo de Garantía Infantil, subrayando la importancia de que las administraciones locales formen parte activa de este programa y reciban apoyo financiero tanto para consolidar y reforzar los programas ya en marcha como para incentivar proyectos innovadores que introduzcan nuevos modelos para lograr la reducción de las tasas de pobreza infantil.

Entre las prácticas o proyectos inspiradores de cada ciudad orientados a la reducción de la pobreza infantil publicadas en el estudio, Madrid ha destacado su red de 70 escuelas infantiles municipales que va en aumento gracias a nuevos equipamientos que se están construyendo, con 8.000 plazas y un presupuesto anual de mas de 35 millones de euros. Las escuelas infantiles de la capital son pioneras por la calidad de la atención que se presta, los protocolos de acogida y la relación con las familias, su mayor dotación de personal (modelo de pareja educativa) y el programa de alimentación saludable y ecológica.

Eurocities, la voz de las ciudades en la Unión Europea

Eurocities es una organización europea de ciudades creada en 1986, de la que forman parte actualmente 190 ciudades de 39 países, en representación de 130 millones de personas, que trabajan unidas para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía. A través de los grupos de trabajo, el intercambio de experiencias y conocimientos y una importante actividad con las instituciones europeas, su objetivo es incidir en las políticas de la Unión Europea para que la voz de las grandes ciudades sea tenida en cuenta.

Para acceder al informe: https://eurocities.eu/latest/fighting-child-poverty-in-european-cities

Deja un comentario