Compartir

Los avances tecnológicos ofrecen múltiples beneficios para la sociedad, pero también implican asumir muchos riesgos de seguridad. Todos los usuarios de Internet están expuestos constantemente a nuevas modalidades delictivas que vulneran su privacidad y seguridad. En caso de sufrir algún delito informático, no cuentan con muchas herramientas para defenderse y reclaman protección a las autoridades. 

Para dar respuesta a las víctimas de delitos virtuales, los juristas usualmente recurren a sitios especializados como peritoinformaticocolegiado.es. El jurista conoce el Derecho, pero no es versado en todas las materias que se pueden presentar en un caso. Por lo tanto, necesita que los auxiliares de la justicia lo ayuden a analizar aquella prueba que requiere de un conocimiento específico que él no posee.

Un perito es un profesional que tiene vasta experiencia en un campo del saber particular. Cuenta con un título oficial que acredita sus conocimientos y le permite intervenir como experto en casos judiciales. Recolecta evidencias, analiza datos y resuelve las dudas que tenga el juez sobre las pruebas presentadas.

En una causa pueden intervenir diversos peritos. Un perito contable para evaluar los movimientos de una empresa, un perito calígrafo para verificar si una firma corresponde o no a una de las partes, o un perito médico para cuantificar el porcentaje de daño que representa una lesión, entre otros.

¿Qué es un perito informático?

Un perito informático es un especialista que trabaja sobre pruebas de carácter tecnológico. Debe ser un Ingeniero en Informática colegiado. Cuenta con amplios conocimientos sobre lenguajes y sistemas informáticos y conoce las particularidades de una gran variedad de dispositivos.

¿Qué es el peritaje informático?

El peritaje informático es una disciplina que fue creada con el objeto de extraer datos alojados en dispositivos digitales, verificar la autenticidad e integridad de los mismos y asesorar al juez en materia tecnológica. Se puede solicitar la realización de un peritaje informático  en caso de evidencias alojadas en la red o en dispositivos físicos tales como discos duros o memorias externas.

¿Cuándo es necesario realizar un peritaje informático?

Siempre que las partes presenten pruebas digitales, el juez se verá en la obligación de solicitar a las partes un peritaje informático. El experto será quien determine si estas evidencias fueron manipuladas o pueden tomarse como válidas.

¿Cómo se realiza un peritaje informático?

El peritaje informático tiene tres etapas en el marco de un proceso legal. La primera consiste en que el perito informático realice una auditoría sobre la situación y presente un breve informe sobre el caso. En ese documento se debe expedir sobre si considera que su intervención es necesaria en la causa y cuáles serían los aspectos a analizar.

La segunda etapa es la adquisición y el estudio o análisis en profundidad de la prueba. Aquí el experto realiza una adquisición forense de la prueba y analiza todos los elementos probatorios en busca de señales que indiquen algún tipo de manipulación, aplicando técnicas propias de su disciplina.

La tercera y última etapa es la elaboración de un informe detallado sobre las evidencias analizadas. Este documento debe redactarse con un lenguaje comprensible, evitando el uso de tecnicismos. En algunos casos, el juez puede citar al perito al estrado para que las partes personadas en el procedimiento, incluyendo el propio juez, realicen preguntas adicionales que complementen su informe.

Cabe aclarar que el perito no emite ningún tipo de juicio de valor sobre el caso. Tampoco realiza un análisis jurídico de la prueba. El especialista desempeña un rol técnico y se limita a evaluar los aspectos tecnológicos. Las cuestiones legales serán resueltas posteriormente por el juez mediante un análisis integral del caso.

¿En qué tipo de casos se requiere un peritaje informático?

El peritaje informático se requiere en las causas relacionadas con estafas, violación de datos e interceptación ilegal de comunicaciones, entre otras. También es fundamental en los casos de pornografía infantil, espionaje o vulneración de la seguridad nacional.

Además, es solicitado en cualquier tipo de causa que involucre elementos probatorios vinculados con las nuevas tecnologías, como el envío o recepción de mensajes de cualquier tipo, como WhatsApp, correos electrónicos, SMS, etc. Hoy en día la mayoría de los abogados presentan mensajes de texto, audio, fotos o videos como prueba en todos los fueros. Por lo tanto, las pericias informáticas están presentes en casi la totalidad de los casos.

¿Qué sucede si no se ordena un peritaje informático?

No ordenar un peritaje informático puede significar la pérdida de la evidencia clave para desentrañar el caso, puesto que la parte contraria puede impugnar su autenticidad e integridad. Por ese motivo es fundamental que los abogados soliciten el peritaje informático en los escritos de inicio.

¿Qué sucede si las partes no están conformes con el peritaje?

Si las partes no concuerdan con el informe elaborado por el perito informático de oficio, pueden presentar informes de contrario confeccionados por otros profesionales. La autoridad judicial contrastará los informes e incluso puede solicitar un tercer análisis de la prueba, emitido por un perito judicial, insaculado en el propio juzgado a partir de una lista.

Deja un comentario