Compartir

Una da las zonas emblemáticas del casco antiguo de Valdemorillo, como la que conforman la calle Balconcillos y el entorno de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, pasa ya a ser objeto de las obras de remodelación con las que quedará completada la reforma y adecuación del centro urbano, guardando la estética ya aplicada a la Plaza de la Constitución y demás arterias principales, mediante el empleo del adoquín y el diseño en plataforma única.

Esta, es una mejora a destacar entre el resto de las que reportarán los trabajos que se inician ya este miércoles 18 de noviembre y que, a realizar con cargo al Programa de Inversiones Regional (PIR) por un importe de alta de 408.223,99€, que supondrán, también, una completa intervención que incluye el soterramiento de todo el cableado del alumbrado público y demás servicios de electricidad y telefonía, así como la implantación del sistema separativo en la canalización de las aguas pluviales y la supresión de barreras arquitectónicas.

Importante, por tanto, como señala el alcalde, Santiago Villena, “la puesta en marcha del proyecto, con el que nuestro pueblo ofrecerá una imagen renovada pero respetuosa con su esencia como municipio característico y referente del oeste de la región”. De hecho, los residentes en las calles a remodelar ya han sido previamente informados sobre el comienzo de la actuación mediante escrito remitido por el Consistorio. Además, y tratando de paliar en todo lo posible las molestias que siempre pueden generar este tipo de obras, en una fase inicial se centrarán únicamente en la Travesía de la Unión, que por este motivo quedará ahora cerrada al tráfico.

Sin embargo, y para dar mayor fluidez al tránsito de vehículos por la zona, también se confirma que, igualmente con carácter provisional, quedará autorizada la incorporación desde la calle Caracol en ambas direcciones, permitiéndose el giro hacia la izquierda hasta ahora prohibido. Una medida aplicada en función de las necesidades observadas por la concejalía de Seguridad y Movilidad, área gestionada por Miguel Partida que actuará en todo memento en estrecha colaboración con el concejal de Urbanismo, Isaac Villena, para un mejor desarrollo de las obras.

En este sentido, desde el Consistorio se apela también a la importancia de contar con la colaboración ciudadana, y de modo especial con la actitud responsable de los conductores, para que respeten la nueva señalización vial en este tramo urbano y no estacionen sus vehículos en los espacios donde este uso ya no esté permitido. La Policía Local prestará atención permanente, velando por el cumplimiento de estas medidas.  

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here