Compartir

Para millones de comerciantes y empresarios de toda España, el estrés y la tensión de la pandemia han sido casi demasiado para soportar. Con tiendas que abren después de un largo período de cierre, sólo para volver a cerrar poco después, ha sido un momento terrible para generar ventas y hacer predicciones en las que se pueda confiar para planificar el futuro de su negocio. Mientras tanto, la afluencia de público sigue siendo menor, y millones de consumidores continúan comprando en línea. Como tal, ahora es el momento de llevar su tienda al espacio en línea, generando las ganancias que necesita para continuar su operación comercial, y para seguir sirviendo a los clientes que le interesan. Aquí hay algunos consejos para vender en línea.

Uso de un proveedor de comercio electrónico

Una forma de vender sus productos en línea es ir directamente a Amazon o eBay. En estas enormes tiendas, puede crear rápidamente una página de «Vendedor», y desde ahí puede subir fotos de sus productos, ponerles un precio y entrar en los enormes mercados online del siglo XXI. Esta es una de las formas más simples de hacer negocios en línea y sólo puede tomar una tarde. Pero hay desventajas, como su falta de independencia y los honorarios de los vendedores.

Plataformas de comercio electrónico

Algo ligeramente diferente del uso de Amazon o eBay es elegir Shopify para construir su tienda en línea. ¿La diferencia? Bueno, mientras que en Amazon usa su infraestructura de sitio web para vender sus productos, en Shopify puede construir su propia tienda con toques personalizados, sin tener que seguir las reglas de Amazon. Tampoco competirá con los productos de otros al vender en Shopify. Esta es una gran opción para los artistas y creadores que buscan compartir y vender sus productos en línea.

Plantilla para el sitio web

Puede lograr aún más independencia si recurre a una red de hospedaje, como el equipo de DreamHost, para que le ayude a construir su sitio web. Se trata esencialmente de comprar los derechos de alojamiento de su propia URL – su casa en Internet – y a partir de ahí utilizar las plantillas ofrecidas por WordPress para arrastrar y soltar su sitio a la web. No hay duda de que esto lleva más tiempo y puede requerir algo de paciencia y ayuda de los colegas, pero una vez terminado, esta será la opción más independiente.

Programación desde cero

Hay una última opción, por supuesto, y es programar su propia página web desde cero. Esto es bastante agotador incluso para alguien con todas las habilidades necesarias para crear código. Es poco probable que un comerciante o propietario de un negocio tenga estas habilidades, por lo que tendrá que pagar grandes sumas para que alguien diseñe su sitio web por usted. Es una gran opción a largo plazo para las tiendas que esperan concretar muchas ventas en línea en los próximos años, pero no está recomendado para los negocios que se encuentran en aprietos a causa del COVID-19, y que tan sólo necesitan una plataforma para poder comercializar sus productos en línea.

Aquí las tiene: las cuatro formas en que puede vender en línea, desde Amazon hasta su propia tienda web.

Deja un comentario