Compartir

Las loterías se han convertido en una tradición en muchos lugares de nuestro país. Una de las habituales escenas del inicio de la Navidad es ver las calles repletas de personas que esperan, con los ojos brillantes de ilusión, a que les toque el turno de ventanilla en su administración. Pero no lo circunscribamos a una fecha concreta, diariamente son millones los españoles que sellan sus boletos en las distintas variables que el juego nos ofrece, una de las más atractivas es la lotería Primitiva  , uno de los sorteos más antiguos y que se creó en tiempos de Carlos III, allá por 1763.

el bote más grande repartido en toda la historia de la lotería Primitiva, más de 101 Millones de Euros

Olviden las estadísticas, estudios realizados en distintos países hablan de que es más posible a lo largo de nuestra vida de que nos caiga un meteorito en la cabeza a que nos toque la Primitiva. Hablemos de fe, o de eso que los expertos llaman la esperanza matemática de 1 entre 139.838.160. En la Primitiva los premios funcionan sumando la cantidad jugada por el total de jugadores y siendo repartida en diversas categorías, siendo la esperanza matemática más alta la del reintegro. Además, este es uno de los sorteos más económicos en la apuesta sencilla, para el jugador.

Por si los datos ayudan, las últimas estadísticas nos dicen que los números de la Primitiva que más veces eligen los jugadores desde aquel 17 de octubre de 1985 son por orden el 3, 47, 39, 30, 38 y 45; y los menos frecuentes son el 24, 25, 8, 20, 19 y 43. Las cifras también dictan sentencia en cuanto a los números menos frecuentes: 13, 44, 39, 46, 33 y 32 son algunos de los guarismos más tímidos en el sorteo.

El jueves, 15 de octubre de 2015 un único y afortunado acertante de categoría especial (6 aciertos más el reintegro) y de primera categoría (6 aciertos) obtuvo el bote más grande repartido en toda la historia de la lotería Primitiva, más de 101 Millones de Euros(101.724.559,10 €).

Aunque el mayor bote repartido en España fue el del 6 de octubre del 2017 en el que un único acertante del Euromillón se llevó 190 millones de euros.

Con estas cantidades, soñar es fácil, y es que los grandes botes se repiten semana tras semana con numerosas ocasiones en los que los premios superan las 8 cifras.

Todo esto está muy bien pero, lo cierto es que la ilusión es lo que sigue moviendo al apostante, siendo los sorteos con bote los más atractivos y los de mayor recaudación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here