Compartir

La instalación de videoporteros en Madrid es una opción muy funcional que ofrece muchas ventajas. Hay una amplia  gama de modelos de calidad con diseños muy atractivos y dotados de gran  funcionalidad. Pero, lo más importante es contar con un equipo de  expertos que haga un estudio previo y personalizado.

Es indudable, que los porteros y videoporteros ofrecen mucha comodidad y garantías en una casa particular o comunidad  de vecinos. Se caracteriza principalmente por ser un elemento de  seguridad que permite el control sobre el acceso de personas a un  inmueble. La seguridad y la tranquilidad en el hogar es una de las prioridades en cualquier familia.

Las ventajas de instalar un videoportero en el hogar

Los sistemas de comunicación en las viviendas se dividen en dos categorías: los porteros automáticos y los videoporteros. La primera opción se caracteriza por ser un sistema de fácil  instalación y económico que ofrece muchas garantías. Sin embargo, si se  usa la segunda propuesta, los beneficios serán mucho mayores.

Tranquilidad en los usuarios

Esta tecnología aporta mayor  seguridad y tranquilidad a un usuario, ya que tendrá el control total  sobre la entrada de los visitantes a una vivienda. Además, si nota una  llamada sospechosa tendrá la posibilidad de no contestar.

Control de la vivienda

Otro de sus beneficios es el control  de la vivienda y saber qué ocurre en el exterior. Tanto si se escucha un  ruido sospechoso o algún movimiento extraño, hay modelos en los que la  cámara se activará automáticamente gracias a la función de  autoencendido.

Grabar imágenes

Casi todos los modelos de monitores de videoportero ya tienen la posibilidad de registrar y grabar las imágenes de los  visitantes. Es una función de seguridad extra que sirve para almacenar  la información. Este tipo de imágenes sirven de evidencias en caso de  que se produzca un robo o acto vandálico.

Fácil instalación

Este tipo de instalación es sencilla y  permite un mayor ahorro en la mano de obra. Los instaladores pueden  simplificar su trabajo gracias a esta tecnología. Incluso, hay modelos  que no son muy complicados de colocar si se tiene algo de habilidad. Si  el videoportero es digital, la instalación es mucho más fácil.

En el caso de elegir un videoportero táctil también debemos tener en cuenta una serie de aspectos que son de gran  importancia como la mejora en el audio sin interferencias. A diferencia  del videoportero tradicional, la comunicación se mejora mucho.

Por otro lado, tenemos que destacar la calidad del video gracias al equipamiento de la cámara con gran angular. A esto se añade,  la visión nocturna para ver con mayor nitidez la persona que está  llamando.

Puedes dirigirte al Grupo Lasser para que te ofrezca más detalles sobre esta alternativa. Esta empresa  con mucha experiencia en el sector podrá indicar las ventajas y  diferencias entre un videoportero convencional y otro digital.

En definitiva, si tienes cualquier duda, lo mejor es ponerte en contacto con este grupo de profesionales y solicitar toda la información que necesites sobre la instalación de videoporteros para una vivienda particular o una comunidad. Un equipo profesional y  cualificado será quién mejor te pueda asesorar e informar en función de  tus necesidades.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here